FANDOM


Underworld

Las Zonas Inferiores de las Tierras del Sueño, apodadas "el Submundo", son un entorno presente en el Ciclo de Aventuras Oníricas, especialmente en La búsqueda onírica de la desconocida Kadath.

UbicaciónEditar

Las Zonas Inferiores son un submundo tenebroso excavado bajo las Tierras del Sueño. Se puede acceder a ellas desde varias zonas de la superficie, entre ellas las ruinas de Sarkomand y presumiblemente el foso del Monasterio de Leng. Para hacer el recorrido a la inversa, se puede ascender a la superficie por medio de estructuras como la Torre de Koth, en el reino de los gugos, conectada con el Bosque Encantado por medio de una trampilla.

DescripciónEditar

Las Zonas Inferiores son como una oscura caverna en la que no penetra la luz, y cuyas altas montañas actúan como columnas que evitan el desplome del elevadísimo techo. Pese a que apenas hay edificaciones en las Zonas Inferiores, ya que casi todas se concentran en el reino de los gugos, es posible encontrar algunos cementerios dispersos por su geografía, que sirven de refugio a los gules.

Las Zonas Inferiores se dividen en una serie de regiones. Primeramente hay que hablar del reino de los gugos, la única zona relativamente civilizada del Submundo. En segundo lugar cabe mencionar los Picos de Thok, en los cuales hay cavernas de gules. Flanqueado por esta cordillera está el Valle de Pnath, un desierto repleto de restos óseos que los gules utilizan como vertedero. También hay que aludir a las Bóvedas de Zin, una caverna situada junto al cementerio del reino de los gugos y que podría estar conectado con el Monasterio de Leng. Finalmente hay que señalar la presencia del Gran Abismo, feudo del dios arquetípico Nodens.

Fauna y floraEditar

Las especies que habitan en las Tierras Inferiores son más bien escasas, predominando los seres adaptados a la escasez de luz y que en gran medida se han vuelto intolerantes a ella. Entre estas razas sobresalen los lívidos, que habitan en las Bóvedas de Zin, los gugos y los gules. Constantemente se suceden luchas territoriales, así que el lugar es poco acogedor. Los gules son los únicos que gozan de una relativa tranquilidad, ya que se instalan en cementerios, los únicos lugares a los que los otros seres temen acercarse, ya sea por respeto o superstición. También en las Zonas Inferiores viven los ángeles descarnados de la noche, que hacen su morada en el Gran Abismo, así como los dholes, que habitan en el desértico Valle de Pnath. Apenas hay plantas, debido a la carencia de luz, aunque sí existe un bosque de hongos bioluminiscentes.