FANDOM


Nyarlasign pequeño
"Sigo contemplando al Faraón Negro.
Y tiene un mensaje para usted.
¿Le gustaría escucharlo?"


Este artículo contiene SPOILERS.

No sigas adelante si prefieres descubir la historia por tu cuenta.

Portada La búsqueda onírica de la desconocida Kadath

Portada.

La búsqueda onírica de la desconocida Kadath (en inglés The Dream-Quest of Unknown Kadath, traducido como En busca de la Ciudad del Sol Poniente en la edición de Llopis y Torres Oliver) es una novela corta escrita en 1927 por Howard Phillips Lovecraft. La novela se encuadra dentro del Ciclo de Aventuras Oníricas, protagonizadas por Randolph Carter. La novela fue publicada en 1943 por la editorial Arkham House seis años después de la muerte del autor. Junto con su novela de El caso de Charles Dexter Ward (1927), es considerada como una de sus novelas más importantes.

Argumento Editar

Randolph Carter sueña tres veces con una majestuosa ciudad al atardecer, pero cada vez es despertado bruscamente antes de que pueda verla de cerca. Cuando reza a los dioses del sueño para revelar el paradero de la ciudad fantasmal, estos no responden, y sus sueños de la ciudad se detienen por completo. Sin temor, Carter resuelve ir a Kadath, donde viven los dioses, para suplicar en persona. Sin embargo, nadie ha estado nunca en Kadath y ninguno sabe cómo llegar allí. En sueños, Randolph Carter desciende "setenta pasos" y habla de su plan a los sacerdotes Nasht y Kaman-Thah, cuyo templo (la Caverna de la Llama) bordea las Tierras del Sueño. Los sacerdotes advierten a Carter del gran peligro de su búsqueda y sugieren que los dioses le retiraron su visión de la ciudad a propósito.

Empieza la búsqueda Editar

Carter entra en el Bosque Encantado y conoce a los zoogs, una raza de roedores depredadores y sensibles. Para un novato, tal encuentro podría resultar calamitoso, pero Carter es un soñador experimentado y por lo tanto es conocedor de su idioma y costumbres. Cuando Carter pregunta a los zoogs sobre Kadath, no saben dónde está; en su lugar, sugieren que Carter vaya a la ciudad de Ulthar y encuentre a un sacerdote marchito llamado Atal que ha aprendido los caminos de los dioses.

En la ciudad repleta de gatos de Ulthar, Carter visita a Atal, quien menciona una enorme talla forjada en el lado oculto de Ngranek que muestra los rostros de los dioses. Carter se da cuenta de que si puede ir a Ngranek, examinar la talla, y luego encontrar un lugar donde los mortales comparten esos rasgos y por lo tanto están relacionados con los dioses, estaría cerca de Kadath.

Viaje a la Isla de Oriab Editar

Carter va a Dylath-Leen para asegurarse un pasaje a Oriab. Dylath-Leen es infame por las galeras negras que frecuentan sus puertos. Estas galeras están dirigidas por remeros que nunca son vistos y tripulados por hombres con turbantes que comercian con curiosos rubíes, buscando esclavos y oro.

La búsqueda de Randolph Carter se interrumpe cuando es capturado por los hombres con turbantes y es llevado a la luna en una de sus famosas galeras negras. Una vez allí, se entera de que los hombres con turbantes son esclavos de las terribles bestias lunares. Una procesión de bestias lunares y sus esclavos acompañan a Carter a través de la luna para entregarle al Caos Reptante, Nyarlathotep (uno de los Dioses Exteriores que gobiernan el espacio, en contraste con los dioses de la tierra). Finalmente es salvado por los gatos de Ulthar, los cuales matan a sus captores y le devuelven la tierra de los sueños, al puerto de Dylath-Leen.

Carter aborda un barco con rumbo a Baharna, un gran puerto marítimo en la isla de Oriab. En el camino a Oriab y mientras viaja a través de la isla montando una cebra, Carter oye oscuros susurros sobre los espectros de la noche, aunque nunca se describen correctamente. Carter hace una escalada traicionera a través de Ngranek y descubre la talla gigantesca de los dioses en su lado más lejano y se sorprende al ver que los rasgos coinciden con los de los marineros que comerciaban en el puerto de Celephaïs, pero antes de que pueda actuar sobre este conocimiento, es arrebatado por los ángeles descarnados y abandonado a morir en el Valle de Pnath, en el inframundo.

Carter es rescatado por gules amistosos, entre ellos Richard Upton Pickman, un amigo de Carter, el protagonista de otra de las historias de Lovecraft, El modelo de Pickman, y que ahora es también un gul, los cuales acuerdan devolverle a la superficie de las tierras del sueño. Hacen su camino a la terrible ciudad de los gugos para llegar a la Torre de Koth, en el que una escalera sinuosa conduce a la superficie. Encontrando la ciudad dormida, Carter y los gules intentan escabullirse más allá de los gugos que roncan. Los Lívidos, los enemigos sempìternos de los gugos, comienzan un ataque, pero el grupo logra ascender la escalera y abrir la gran trampilla al Bosque Encantado.

Viaje a Celephaïs Editar

Aquí Carter se encuentra con una reunión de zoogs y descubre que planean hacer la guerra a los gatos de Ulthar. No queriendo ver a sus amigos dañados, Carter advierte a los gatos, permitiéndoles lanzar un ataque sorpresa contra los zoogs. Tras una breve escaramuza, los zoogs son derrotados. Para evitar más hostilidades, los zoogs acuerdan un nuevo tratado con los gatos de Ulthar.

Carter llega a la ciudad de Thran y compra pasaje en un galeón a Celephaïs. Mientras viaja, Carter pregunta a los marineros sobre los hombres que comercian en Celephaïs, los que él cree que son parientes de los dioses. Aprende que son de la tierra fría y oscura de Inquanok o Inganok y que pocas personas se atreven a viajar a tal lugar. Un hecho incluso más ominoso es que no hay gatos allí. La Meseta de Leng, con sus inhumanas traiciones, está demasiado cerca.

En Celephaïs, Carter se encuentra con su viejo amigo Kuranes, el rey de la ciudad. Kuranes es un viejo soñador que Carter conoció en el mundo de la vigilia, pero cuando murió, se convirtió en residente permanente de las tierras del sueño. Anhelando su hogar, ha soñado con partes de su reino que se asemejan a su nativa Cornualles. Kuranes conoce las trampas de las tierras del sueño demasiado bien y trata de disuadir a Carter de su peligrosa búsqueda. Carter, sin embargo, no será disuadido.

Viaje por la Inmensidad Fría Editar

Bajo el pretexto de querer trabajar en sus canteras, Carter aborda un barco rumbo a Inganok, una nación construida en ónice. El viaje a Inganok le lleva tres semanas, pero cuando se acercan, Carter ve una extraña isla de granito. Cuando pregunta acerca de tan misteriosa isla, el capitán explica que es la roca sin nombre, y que es mejor no hablar de ella. Esa noche, Carter escucha extraños aullidos desde la isla sin nombre.

Cuando Carter llega a Inganok, compra un yak y se dirige hacia el norte, con la esperanza de que más allá de las canteras de ónice encontrará Kadath. Carter asciende una cresta escarpada más allá de la cual nada es visible excepto el cielo. En la cumbre, mira hacia fuera y obtiene una vista impresionante de una cantera gigantesca. Carter se dirige hacia esta cantera, pero su yak, asustado, lo abandona.

Carter es capturado por un hombre de ojos sesgados, el cual había conocido antes entre los comerciantes de Dylath-Leen. El hombre de ojos sesgados convoca a un pájaro shantak, en el que ambos cabalgan sobre la Meseta de Leng, una vasta planicie poblada por seres inquietantes. Al llegar a un monasterio en el que reside el temido sacerdote que no debe ser nombrado, Carter sospecha que el hombre de ojos sesgados es otro conspirador de las fuerzas que buscan frustrar su búsqueda.

El hombre de ojos sesgados lleva a Carter a través del monasterio hasta una habitación con techo en forma de cúpula y con un pozo circular, la cual Carter especula que conduce a las bóvedas de Zin en el Inframundo. Aquí, el sumo sacerdote, vestido con una túnica y máscara de seda, está esperando. Carter aprende que los Hombres de Leng son los mismos seres que ocultan sus cuernos bajo turbantes y comercian en Dylath-Leen. También se entera de que los ángeles descarnados no sirven a Nyarlathotep como se supone, pero sí a Nodens, y que incluso los dioses de la Tierra tienen miedo de ellos. Nunca se revela al lector quién es el sumo sacerdote con la máscara de seda es, pero Carter retrocede con horror.

Cuando el hombre de ojos sesgados es momentáneamente distraído, Carter lo empuja hacia el pozo y escapa a través de los corredores. Sumido en la oscuridad, Carter divaga por el monasterio, temiendo que sea perseguido por el sacerdote que no debe ser nombrado. Al llegar al exterior, Carter se da cuenta de que se encuentra en las ruinas de la antigua Sarkomand, cerca de la costa.

Pronto encuentra a los ghouls que lo ayudaron la vez anterior. Los Hombres de Leng los han tomado como rehenes en su barco y pretenden llevarlos a la roca sin nombre, revelada como un puesto avanzado de la bestias lunares. Carter convoca al resto de los gules del inframundo y toman el control de la galera. Después de liberar a sus parientes, navegan a la roca sin nombre y luchan una batalla campal contra las bestias lunares. Después de salir victoriosos, pero temiendo la llegada de refuerzos, Carter y los gules regresan a Sarkomand. Una vez allí, Carter obtiene los servicios de una bandada de angeles descarnadados para transportarse a sí mismo y a los gules al castillo de los dioses en Kadath.

Final Editar

Después de un emocionante vuelo, Carter llega por fin a la morada de los dioses, pero la encuentra vacía. Finalmente una gran procesión llega con mucha fanfarria, dirigida por un hombre parecido a un faraón que explica a Carter que los dioses de la tierra han visto la ciudad de los sueños de Carter y decidieron convertirla en su hogar, y por tanto han abandonado Kadath. Los dioses no caminan más por los senderos de los dioses y se han convertido en meros habitantes de la ciudad enjoyada que Carter había visto en sus sueños. El faraón ordena a Carter que encuentre esta ciudad, para que el orden natural pueda ser restaurado. Después de un breve monólogo, el misterioso hombre revela su identidad: es Nyarlathotep, el Caos Reptante, el emisario de los Otros Dioses que habitan en la oscuridad del espacio.

Nyarlathotep envía a Carter en un gran pájaro de Shantak de Inganok a través del espacio hacia la ciudad del crepúsculo. Desafortunadamente, Carter se da cuenta demasiado tarde de que el burlón Nyarlathotep le ha engañado, y que en su lugar lo están llevando a la corte de Azathoth, en el centro del universo. Creyendo al principio creyendo que está condenado, Carter recuerda de repente que está en un sueño y se salta del gran pájaro. Nyarlathotep se lanza contra Carter pero Nodens interviene, permitiéndole escapar. Al caer, sus pensamientos se vuelven hacia Nueva Inglaterra, y se despierta para descubrir que está por fin en su maravillosa ciudad del atardecer; ya no está en las tierras del sueño, sino en su propia habitación de Boston, contemplando sus maravillas arquitectónicas, impregnadas de un espléndido amanecer.

Las últimas líneas de la historia muestran a Nyarlathotep meditando sobre su derrota dentro de los pasillos de Kadath, burlándose en ira de los "dioses suaves de la tierra", a quienes ha arrebatado de la ciudad del crepúsculo.

Conexiones con los Mitos Editar

  • Por añadir.

Adaptaciones Editar

  • Por añadir.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar