FANDOM


Innsmouth

Una de las calles de Innsmouth

Nuevo Innsmouth (más conocido simplemente como "Innsmouth") es la ciudad en la que sucede el relato La Sombra sobre Innsmouth. Recibe su nombre de un pueblo inglés mencionado en el relato Celephaïs.

UbicaciónEditar

Innsmouth se situa en la costa del condado de Essex, Massachusetts, al sur de Plum Island y al norte de Cape Ann. Innsmouth está cerca de las localidades de Ipswich y Rowley, lo que colocaría Innsmouth en las proximidades de la bahía de Essex.

DescripciónEditar

El protagonista de La sombra sobre Innsmouth lo describe así:

"Era un núcleo urbano muy extenso, de casas apretadas, pero carente de signos de vida. Apenas si salía un hilo de humo de toda la maraña de chimeneas. Tres elevados campanarios descollaban rígidos y leprosos contra el azul de la mar. A uno de ellos se le había desmoronado el capitel. Los otros dos mostraban los negros agujeros donde antaño estuvieran las esferas de sus relojes. La inmensa marca de techumbres inclinadas y buhardillas puntiagudas formaban un paisaje desolador. A medida que avanzábamos carretera abajo, descubrí que muchos de los tejados estaban totalmente hundidos. Había algunas casas grandes de estilo georgiano, con tejados de cuatro aguas, cúpulas y galerías acristaladas. La mayoría de ellas estaban lejos de la mar, y una o dos vi que todavía se conservaban en buen estado. En el espacio que había entre unas y otras, se veía la línea herrumbrosa del ferrocarril abandonado, invadida de yerba, bordeada por los postes del telégrafo sin cables ya, y las huellas borrosas de los viejos caminos de carro que iban a Rowley y a Ipswich. El abandono y la ruina se hacían más evidentes en el barrio marinero, junto a los muelles. Sin embargo, en su mismo centro se alzaba la blanca torre de un edificio de ladrillo muy bien conservado, que parecía como una pequeña fábrica. El puerto, invadido por los bancos de arena, estaba protegido por un antiguo espigón de piedra, sobre el que se distinguían las menudas figuras de algunos pescadores sentados. En la punta del espigón se veían los cimientos circulares de un faro derruido. En el puerto se había formado una lengua de arena sobre la cual había unas chozas miserables, algunos botes amarrados y unas cuantas nasas diseminadas. El único sitio en que parecía haber profundidad era donde el río, una vez pasado el edificio de la torre blanca, daba la vuelta hacia el sur y vertía sus aguas en el océano, al otro lado del espigón. Los muelles de embarque estaban podridos de un extremo a otro. Los más ruinosos eran los de la parte sur. Y allá lejos, mar adentro, pese a la marca alta, pude distinguir una raya larga y negra que apenas afloraba del agua y que al instante ejerció sobre mí una atracción singular y maligna. Era, sin duda alguna, el Arrecife del Diablo."

HistoriaEditar

Oficial Editar

Obedmarsh

Obed Marsh, principal impulsor del desarrollo de Innsmouth

Fundada en 1643, se estima una población actual de 556 habitantes. Los primeros en colonizar la región fueron miembros de las familias Hogg, Eliot, Marsh y Martin, de la cercana Newbury. En 1678, Thomas Martin abrió unos astilleros, industria que logró mantenerse gracias al cada vez más próspero comercio del bacalao. Poco después, se abrieron nuevos astilleros, no tardando en llegar la prosperidad a la ciudad.

La primera travesía a las Antillas tuvo lugar en 1662, y fue seguida con los años por un comercio en continua expansión con las Indias Orientales, el Pacífico Sur y China. Los primeros comerciantes tuvieron en el contrabando su único recurso para evitar verse afectados por las disposiciones de las Leyes de Comercio británicas, cada vez más restrictivas. Los cargamentos ilegales eran descargados lejos de la costa y escondidos posteriormente en la ciudad mediante un complejo de cuevas marinas y túneles excavados que había bajo ésta. Se supone que algunos de estos túneles, no usados hace mucho, continúan existiendo hoy en día.

En tiempos de la Revolución Americana, Innsmouth había crecido hasta convertirse en una localidad de unos 2000 habitantes, trabajando la mayoría de ellos para las industrias pesquera o del transporte marítimo. Para entonces, la ciudad ya se había expandido a ambas orillas del río Manuxet, que era cruzado por un puente construido sobre el barranco cercano a la actual Main Street. En Bunker Hill, Innsmouth estuvo representada solamente por un reducido grupo de incondicionales, pero durante la mayor parte de la guerra la ciudad contribuyó con barcos y corsarios. Éstos fueron autorizados por el recién iniciado Segundo Congreso Continental a atacar y asaltar aquellos bajo bandera inglesa. Los corsarios firmaron unos acuerdos que les permitían conservar desde una tercera parte hasta la mitad de los botines ingleses, siendo cedido el resto al gobierno y a la causa de la Revolución. 

El éxito de la Revolución Americana permitió a los comerciantes de Nueva Inglaterra tener libre acceso al mar, prosperando Innsmouth como tantos puertos similares. Pero la Guerra de 1812, a la que se oponían fuertemente muchos de los comerciantes Federalistas de Nueva Inglaterra, puso fin a esa prosperidad. Las pérdidas de barcos y hombres fueron atroces, y para el final del conflicto Innsmouth había quedado paralizada debido tanto a la escasez de navíos como a la de mano de obra. Algunas de las familias más prósperas de la ciudad habían quedado arruinadas como consecuencia de las pérdidas sufridas en el transcurso de la guerra. Una serie de desafortunados desastres marítimos durante las siguientes décadas sirvió para frenar aún más el crecimiento de la ciudad. El último de los navíos mercantes de Innsmouth hizo su último puerto de escala a mediados del s. XIX.

Para entonces, los intereses de la ciudad ya habían girado hacia la industria, estimulada en parte por la refinería de oro Marsh, situada en la ribera del Manuxet. Pero la Revolución Industrial nunca llegó a impulsarse en Innsmouth, y el declive de la industria pesquera vino a añadirse a sus desgracias. En 1846 la ciudad fue asolada por una epidemia, que se cree llegó a bordo de un barco que regresaba del Pacífico Sur. Se sabe poco acerca del incidente, aparte de que finalmente hubo disturbios que causaron la muerte a docenas de personas. Al llegar la Guerra Civil, Innsmouth se encontraba en plena decadencia, y el número de casas deshabitadas era ya digno de mención.

Hoy en día Innsmouth es una ciudad costera medio abandonada y olvidada por el tiempo, una simple sombra de lo que fue. La mayoría de sus habitantes forman parte de antiguas estirpes, y están unidos a la tierra por el tiempo y la tradición.

La Historia Secreta Editar

La verdadera historia de Innsmouth es conocida solamente por sus habitantes y unos cuantos forasteros. Hay rumores imprecisos que circulan por las localidades vecinas, y secretos terribles que son susurrados al lado de las chimeneas, pero nadie se imagina la verdad. La historia secreta de Innsmouth comienza en 1820, cuando una isla inexplorada al este de Otaheite (Tahití) es descubierta por el joven capitán Obed Marsh, que se hallaba de viaje rumbo a China. Allí encontró una tribu de isleños, arreglándoselas para comerciar con ellos con el fin de obtener las extraordinarias joyas de aleación de oro que llevaban puestas. El capitán Marsh sintió curiosidad por el origen de éstas (al resultar evidente que se encontraban más allá de la capacidad de manufactura de los nativos), respondiéndole el jefe Walakea que les habían sido entregadas por los “dioses del mar", y que su gente podía conseguir todas las que quisiera. 

Marsh nunca llegó a ver a los terribles dioses del mar de aquellos isleños, pero fue llevado por éstos a una isla cercana; una pequeña porción de tierra que, según afirmaban los nativos, había surgido desde el fondo del mar. Las ruinas de piedra tallada que Marsh encontró en aquella isla no se parecían a nada de lo que hubiera visto u oído hablar con anterioridad, y no quiso discutir la afirmación de Walakea de que se trataba de partes de la ciudad de los dioses del mar. Era allí donde los isleños practicaban sus degenerados ritos, ofreciendo sacrificios humanos a sus dioses del mar a cambio de pesca abundante, buen tiempo y las joyas de oro que los propios dioses fabricaban.

Marsh dejó las islas prometiendo regresar con más abalorios de cristal de los que gustaban a Walakea, llevando en su cofre personal oro por un valor superior al del resto del cargamento del barco. En su bolsillo llevaba varios discos de metal que le habían sido entregados por Walakea. Los “profundos”, como a veces llamaban los isleños a sus dioses, vivían por todo el mundo, y si Marsh arrojaba los discos cerca de una de sus ciudades submarinas, recitando el cántico que el jefe le había enseñado, subirían a la superficie en respuesta.

El capitán Marsh negoció en secreto durante años con los isleños, siendo capaz de cualquier cosa para ocultar a otros comerciantes el lugar donde éstos se encontraban. El poder y riqueza de la familia Marsh aumentó incluso cuando disminuía el de otras familias. 

Al principio, las joyas se vendían tal y corno eran, pero cuando fueron muchas las preguntas acerca de su origen, Marsh compró la vieja Fábrica Waite y la convirtió en la Compañía Marsh. Allí, las joyas eran fundidas, se separaban las impurezas y se vendía el oro puro en el mercado. Para encubrir sus operaciones, Marsh compró también montones de menas de baja calidad, falsificando los archivos como fuera necesario para justificar los beneficios. La familia Marsh continuó prosperando.

En 1838, el capitán viajó de nuevo hasta su lugar secreto de comercio para encontrarse con el poblado destruido. Walakea y su tribu estaban muertos. Habían sido asesinados por alguna de las tribus vecinas que, como Marsh sabía, temían y aborrecían al pueblo de Walakea. La cercana isla de los dioses del mar estaba desierta, los altares de los nativos habían sido volcados, y el suelo estaba cubierto de piedras extrañamente marcadas que mostraban símbolos parecidos a esvásticas (otro tipo de símbolo arcano). Desesperado, el Capitán regresó a casa sin el oro con que había contado. La ciudad daba muestras de decadencia, a pesar de los éxitos de la familia Marsh. La industria mercantil estaba prácticamente muerta, y la pesca ya no era tan buena como solía. Incluso habían cerrado sus puertas algunas de las fábricas situadas a lo largo del Manuxet.

Fue entonces cuando Obed tramó un plan desesperado para rejuvenecer Innsmouth: intentaría ponerse en contacto con los profundos haciendo uso de los discos que Walakea le diera hace años. Obed los arrojó al agua más allá del Arrecife del Diablo, murmurando suavemente el cántico que le había enseñado el jefe de los nativos. Poco después, unas formas surgieron de entre las olas.

Al principio, los profundos se contentaron con comerciar a cambio de cristal y baratijas de caucho, pero no tardaron mucho en pedir algo más. Éstos, al igual que los profundos en los Mares del Sur, querían sus sacrificios: hombres y mujeres de la ciudad de Innsmouth.

Una nueva religión Editar

En un intento por satisfacer las exigencias de los profundos, Marsh comenzó a minar sutilmente la fe de sus conciudadanos, predicando contra un dios que no hacía nada para ayudar a su pueblo, e insinuando que él sabía de otro más dispuesto a atender las necesidades de sus devotos. Marsh mostró el poder práctico de su religión en forma de un mayor número de bancos de peces en la zona.

Tras haber sufrido décadas de recesión, mucha gente de Innsmouth comenzó a escuchar lo que el capitán Marsh tenía que decir. Muchos volvieron la espalda a sus antiguas iglesias, y fueron más y más los que se unieron a la nueva, fundada por Marsh y algunos de sus seguidores. Esta nueva iglesia se llamaba Orden Esotérica de Dagón. A la mayoría de los ritos asistían todos los fieles, pero algunos eran realizados en secreto con la única presencia de Marsh y sus seguidores más leales. 

En ocasiones llegó a advertirse la desaparición de algún ciudadano, pero no se le dio mucha importancia. La pesca iba en aumento, especialmente para aquellos iniciados en la Orden Esotérica. Con la ilusión de participar de aquella riqueza, muchos ciudadanos se unieron a sus amigos en el culto de la nueva fe de Obed Marsh.

La iglesia congregacionalista, con su rebaño casi desaparecido, fue la primera en cerrar sus puertas. Poco después fue seguida por la iglesia metodista. La iglesia baptista resistió más, pero tras desaparecer misteriosamente el sacerdote, los fieles se disgregaron y el edificio también fue abandonado. En pocos años, la Orden Esotérica controló por completo el aspecto espiritual de la ciudad. A lo largo de este periodo fueron muchas las desapariciones que quedaron sin resolver, si bien comenzó a rumorearse acerca de Marsh y sus seguidores (y también de qué sería lo que hacían más allá del Arrecife del Diablo en plena noche). Aunque algunos hablaron claro acerca de las desapariciones, la mayoría estaban dispuestos a ignorarlas. Las pruebas de la existencia de crímenes eran escasas o inexistentes, y muchos no deseaban arriesgar la prosperidad de la que disfrutaban.

Pero hubo aquellos que se opusieron enérgicamente a Marsh. Matt Eliot, que fuera antiguamente segundo de abordo en el Sumatra Queen de Marsh, tenía una idea de la verdadera naturaleza del horror que se cernía sobre la ciudad. En secreto, él fue el primero en advertir a los líderes religiosos del lugar acerca de los actos blasfemos de Marsh. Tras el cierre de las iglesias, Eliot se volvió más elocuente, intentando conseguir la ayuda de John Lawrence, editor del periódico Innsmouth Courier (El Correo de Innsmouth), así como de otros miembros influyentes de la logia francmasónica de Innsmouth. Después de eso, Eliot desapareció misteriosamente. Lawrence continuó publicando en contra de Marsh pero, irónicamente, los entonces escasos francmasones faltaron al pago de su préstamo y la logia fue comprada por el antiguo capitán, trasladándose a ella la Orden Esotérica de Dagón

En 1846, los que temían a Obed Marsh seguían siendo más numerosos que sus seguidores. Comenzaron a extenderse sobremanera los rumores acerca de innumerables secuestros, sacrificios humanos y otras blasfemias demasiado terribles como para ser mencionadas. Una noche, un grupo de hombres siguió a Obed y los suyos hasta el Arrecife del Diablo. El resultado fue un pequeño tiroteo que terminó con la detención del capitán Marsh y 32 de sus seguidores, siendo todos ellos encarcelados como sospechosos de asesinato y secuestro.

Pasaron dos semanas antes de que la gente de Innsmouth sufriese el desquite de los profundos. Saliendo en tropel del puerto y nadando corriente arriba por el Manuxet, las horribles criaturas con cabeza de rana y pez, los dioses del mar de Walakea, se vengaron de la ciudad.

Asaltando la cárcel, liberaron a Marsh y sus seguidores. A esto siguieron los disturbios y el derramamiento de sangre en las calles, una violencia que sólo se detuvo cuando la mitad de los ciudadanos habían muerto o desaparecido. Las oficinas del Innsmouth Courier fueron destruidas, y su editor no fue vuelto a ver jamás. Los representantes electos o los policías no aliados a Obed fueron hallados sin vida, o desaparecieron sin dejar rastro.

Obed tenía la ciudad en su puño. Reemplazando por hombres de su elección a los funcionarios asesinados, Marsh actuó con rapidez para asegurar que los ciudadanos supervivientes no contasen lo que había sucedido. Se divulgaron historias acerca de una extraña epidemia y unos disturbios, pero éstas no contenían detalles. Los pocos supervivientes temieron ir en contra de Obed, amenazados por la cercana presencia de las horribles criaturas marinas. En los años siguientes, muchos de ellos se unieron a la Orden Esotérica o fueron obligados a unirse.

Un pacto blasfemo Editar

Ni siquiera Marsh sospechaba qué sería lo siguiente que los profundos exigiesen de Innsmouth. El capitán se sintió conmocionado cuando le dijeron que querían aparearse con los humanos de la ciudad, de la misma forma que sus parientes habían hecho con el pueblo de Walakea en el Pacífico Sur.

Intentar oponerse no tenía ningún sentido; ahora eran ellos los que tenían la ciudad en su escamoso puño. El propio Marsh fue obligado a tomar una segunda esposa; una a la que se veía muy poco en público, si es que se la llegó a ver alguna vez. Otros ciudadanos fuieron forzados a emparejarse nuevamente, hecho que dio lugar a una oleada de suicidios, especialmente entre la población femenina de la ciudad. Innsmouth se convirtió en un lugar donde alguien sabio no hacía preguntas, y por las noches se quedaba encerrado en casa.

Muchos de los niños nacidos en la ciudad después de esos sucesos mostraban lo que se llamó “la marca de Innsmouth:” los ojos saltones y llorosos, la boca ancha, la piel escamada, y el modo de arrastrar los pies al andar, que delataban la herencia de la sangre de los profundos. A la larga, los afectados llegaban a empeorar de tal manera que se les obligaba a permanecer encerrados, lejos de la vista de la gente normal. Aunque al final se anunciaba su muerte, era raro el caso en que aquella tenía lugar de verdad. En vez de morir, los afectados, transformados por completo en profundos, se marchaban al fondo del mar para vivir junto a sus primos.

Durante el resto del s. XIX, las gentes de Innsmouth continuaron con sus blasfemas costumbres, unos por elección y otros por obligación, por lo que se produjeron inevitablemente nuevos nacimientos de horrores híbridos. A veces, uno de estos individuos se casaba con alguien de una de las ciudades vecinas, pareciendo normal a ojos de su nueva familia, pero condenando para siempre a los hijos y nietos de tal unión. Obed Marsh gobernó Innsmouth como un auténtico dictador, usando la Orden Esotérica de Dagón como herramienta, pero obedeciendo siempre las órdenes de sus amos los profundos. A los vecinos se les exigía que prestasen el Primer Juramento de Dagón. Otros eran escogidos y obligados a prestar los horrorosos Segundo y Tercero. Con su gente afectada por la endogamia y la decadencia, su espíritu destruido por la opresión y el horror, sus penas ahogadas en el alcohol y el olvido, y una economía vacilante, Innsmouth comenzó a morir lentamente.

Obed Marsh murió en 1878, dejando un legado de horror y degeneración que envenenó a sus conciudadanos generación tras generación. A medida que creció el número de híbridos, los pocos vecinos humanos fueron perdiendo las ganas de resistirse, y con los años la Orden Esotérica relajó su puño. Ya no había necesidad de una aplicación estricta.

El presente Editar

Pocas cosas han cambiado en Innsmouth durante las últimas décadas. Su economía continúa en declive, y sus necesitados vecinos siguen aislados por culpa del maltrato al que les someten el terreno y los rumores. Las aguas cercanas al Arrecife del Diablo rebosan de bancos de peces, pero su valor se ha visto reducido por la competencia de la industria de producción en serie de Gloucester y otras ciudades. La refinería de oro de Marsh continúa funcionando, pero solamente a una fracción de su antigua capacidad. Pocos forasteros visitan el lugar y la mayoría de los mapas y guías omiten siquiera mencionarlo. La única conexión de Innsmouth con el mundo exterior es el autobús conducido por Joe Sargent, una de esas personas que tienen la marca de Innsmouth.

Muchos de los vecinos de Innsmouth disponen de servicios de gas y electricidad, pero también son muchos los que dependen de las lámparas y las chimeneas o estufas de leña. Hay servicio telefónico, pero los ciudadanos que disponen de uno propio son menos de la mitad. Para ahorrar dinero, el alumbrado público se usa poco, y suele dejarse apagado las noches que hay claridad gracias a la luna. Los coches y camiones son bastante comunes, pero casi todos son viejos y están en malas condiciones. Los pescadores del lugar, con pocas excepciones, utilizan barcas de vela o de remos.

Es relativamente raro que haya visitantes en Innsmouth. Excursionistas, turistas, anticuarios y otros curiosos paran de vez en cuando para ver la ciudad pero no suelen quedarse demasiado (y casi nunca a pasar la noche). 

Alertadas por la actividad de la Orden y fingiendo realizar una redada anti-piratería, las autoridades destruyeron la sede de la Orden Esotérica de Dagón y arrasaron casi todo Innsmouth. Aun así, no fueron capaces de acabar con el Arrecife del Diablo, lugar donde prosiguió clandestinamente la actividad de la secta.

Cronología de la ciudad Editar

  • 1616: el diario de a bordo del capitán John Smith menciona la observación del “Arrecife del Diablo” mientras exploraba la costa oriental del Nuevo Mundo.
  • 1643: Innsmouth es fundada. Los primeros colonos sen las familias Hogg, Eliot, Marsh y Martin de la cercana ciudad de Newbury.
  • 1662: primera travesía de Innsmouth a las Antillas.
  • 1678: los astilleros Martin comienzan a fabricar barcos para satisfacer el rápido crecimiento de las industrias pesquera y mercantil de Innsmouth.
  • 1775: las milicias de Innsmouth acuden a Bunker Hill. Más tarde, Innsmouth proporciona barcos y hombres para apoyar la causa de la Revolución.
  • Tras la Revolución: capitanes de Innsmouth navegan hasta puertos de Oriente y el Pacífico Sur.
  • Principios del s. XIX: las familias Pierce, Waite y Southwick, entre otras, diversifican sus intereses y se construyen varias fábricas textiles a lo largo del río Manuxet.
  • 1812: el comercio marítimo de Innsmouth sufre una serie de contratiempos que comenzaron con la pérdida en la Guerra de 1812 de gran cantidad de barcos tripulados por corsarios. Tras la guerra, las tormentas y las tribus de nativos hostiles arruinan la compañía naviera de la familia Gilman.
  • 1820: el Capitán Gardner Averill de Innsmouth aprende un peligroso ritual de convocación demoníaca de labios de un sabio birmano, anotándolo en su diario de a bordo. Los barcos Columbia, Hefty y Sumatra Queen del Capitán Obed Marsh dan comienzo a una serie de fructíferos viajes que traen la prosperidad a toda su familia.
  • 1823: Obed Marsh descubre una isla en el archipiélago de Tuamotú donde los nativos llevan fabulosas joyas de oro y adoran a unos perversos dioses del mar. Marsh empieza a comerciar regularmente con estas joyas extranjeras, comprando finalmente la fábrica abandonada de Waite en Innsmouth y transformándola en una falsa refinería de oro con el fin de justificar su riqueza.
  • 1831: el Capitán William Henry Parker se reúne con un sabio chino llamado Lang-Fu. Al enterarse de los supuestos contactos de Obed Marsh con una raza de dioses del mar, Lang-Fu confía a Parker un manuscrito sagrado que ha de serle entregado a Marsh. Parker lee el manuscrito (una traducción al inglés del Texto de R'lyeh) y horrorizado lo oculta en su propia biblioteca.
  • 1833: se funda el periódico Innsmouth Courier, editado por el apasionado John Lawrence.
  • 1834: Jebediah Gilman. casi arruinado por una serie de fracasos en el transporte marítimo, invierte lo que quedaba de su fortuna en la construcción del enorme Hotel Gilman House. 1838: Durante uno de sus viajes al Pacífico Sur, Marsh descubre que los nativos de los que obtenía las joyas han sido aniquilados completamente por isleños de otras tribus vecinas. Su fuente de oro había desaparecido.
  • 1840: Obed Marsh, que previamente había descubierto la naturaleza de los dioses de los isleños, contacta este año con una de sus colonias, situada tras el Arrecife del Diablo. Los profundos de Y'ha-nthlei comienzan a proveer a Marsh del oro que tanto ansía.
  • Década de 1840: las iglesias legítimas de Innsmouth son erradicadas de la ciudad por Marsh y sus seguidores. Otros son convertidos a la causa con ofrecimientos de oro o promesas de vida eterna. Las industrias de Innsmouth ya daban muestran de fracaso, trasladándose muchas de ellas a otras ciudades. La Orden Esotérica de Dagón fundada por Marsh florece a pesar de la oposición de muchos. Se realizan sacrificios humanos secretos en el Arrecife del Diablo.
  • 1841: se construye una línea secundaria de ferrocarril que comunica Innsmouth con Rowley.
  • 1842: Douglas Averill, hijo del retirado capitán Gardner Averill, es asesinado por uno de los seguidores de Marsh. Gracias a la influencia de Obed, el sospechoso queda libre de los cargos. Poco después, Gardner Averill y su otro hijo realizan el ritual que el anciano aprendió en Birmania. Tras convocar a un Servidor de los Otros Dioses, la diabólica criatura es enviada a matar al asesino de la forma más horrenda posible. Los Averill no vuelven a ser molestados durante años.
  • 1846: Obed Marsh y varios de sus seguidores son encarcelados como sospechosos de secuestro y asesinato. Dos semanas más tarde, los profundos invaden la ciudad, liberan a Marsh, y matan a todo aquel que se resiste (incluyendo a Lawrence. editor del Courier, y a Leonard Mowry, un representante electo). De cara al exterior se achaca la culpa de estos sucesos, a los que se hace referencia como “disturbios”, a una epidemia que causó estragos en la ciudad. Innsmouth está enteramente en manos de los profundos y sus secuaces humanos. Después de eso, sus habitantes son obligados a cohabitar con profundos, y durante los ochenta años siguientes una gran proporción de los niños nace teniendo en sus venas la sangre de estas criaturas. Horrores medio anfibios son encerrados en áticos y sótanos.
  • 1863-64: agentes gubernamentales del Servicio Militar Obligatorio son enviados a Innsmouth para averiguar por qué no se cubren las cuotas de reclutas. Estos hombres se topan con la endogamia y la degradación, huyendo del lugar.
  • 1866: una reducción del comercio marítimo, unida al atasco del puerto de Innsmouth, incitan al gobierno a cerrar la aduana y anular la categoría de puerto de entrada que la ciudad tenía hasta el momento.
  • 1878: muere Obed Marsh dejando la Orden Esotérica de Dagón en manos de sus descendientes híbridos.
  • 1889: es abandonada la línea secundaria de ferrocarril que unía la ciudad con Rowley, dejando que se oxide.
  • 1921: muere el hechicero Ephraim Waite de Innsmouth, dejando a su hija Asenath bajo la tutela del director del Colegio Hall de Kingsport.
  • Julio de 1927: Roben Martin Olmstead visita Innsmouth, viéndose obligado a huir para salvar la vida tras haber descubierto demasiado acerca de los secretos de la ciudad. Informa de su horrible experiencia a funcionarios del gobierno Durante los meses siguientes se lleva a cabo una investigación secreta.
  • Febrero de 1928: el gobierno de los EEUU organiza una devastadora redada en Innsmouth, liberando la ciudad de las horribles fuerzas de los profundos. 

La ciudad... Editar

Cómo encontrarla Editar

Tomando desde Arkham la carretera 1A hacia el norte, hay un cruce sin señalizar desde el que se llega a Innsmouth por el sur. Desde Newburyport al norte, una carretera similar, también sin señalizar, sigue la línea de la costa hasta elevarse por la pendiente de Carson’s Hill (la colina de Carson) y alcanzar su cima, desde donde se ve Innsmouth. Las pequeñas ciudades de Rowley se encuentran al oeste, y están unidas a Innsmouth mediante carreteras anegadas, poco transitadas, que serpentean a las marismas y pasan sobre ruinosos puentes de piedra Una línea secundaria de ferrocarril, abandonada hace años, conduce hasta Rowley. Los oxidados raíles que cruzan la marisma al noroeste de la ciudad pueden verse sobre el balasto, pequeñas comunidades, situadas al sureste, quedan del término municipal de Innsmouth. Falcon Point (el Cabo del Halcón), con sus cuarenta o cincuenta habitantes, es el mayor de estos dos pueblos, y está situado en una península rocosa a poca distancia de la ciudad. Más cerca de Innsmouth se encuentra Boynton Beach (la Playa de Boynton). un pueblo situado junto a una larga línea de acantilados, cuya población ronda la media docena de familias.

Clima Editar

En otoño, las temperaturas máximas a lo largo de la costa norte van de los 9 hasta los 16 °C. Las primeras nevadas suelen tener lugar a últimos de octubre, pero a veces se retrasan hasta finales de noviembre. Las temperaturas máximas en invierno suelen ir de los -4 o -3 hasta los 2 o 3 °C, aunque los vientos fríos procedentes del norte suelen hacer que la temperatura disminuya hasta los -8 °C (o incluso menos). Los deshielos de primavera llegan a Innsmouth a finales de marzo o primeros de abril, con temperaturas suaves de entre 9 y 18 °C. En verano las temperaturas no suelen superar los 26 °C, enfriadas por la brisa marina.

Gobierno Editar

Innsmouth y los pueblos vecinos de Falcon Point y Boynton Beach comparten el gobierno municipal. Las reuniones anuales de la ciudad tienen lugar en la Sede del Gobierno Municipal de Innsmouth. Las elecciones se celebran cada tres años. Los votantes eligen a tres Representantes, un Comité escolar, un Secretario, un Tesorero, un Tasador y un Juez de Paz. Todos los residentes en el término municipal son elegibles para los cargos, pero aquellos que viven lejos de la ciudad rara vez llegan siquiera a votar. El gobierno lleva mucho tiempo bajo el control de la Orden Esotérica. Los representantes electos actuales son Sebastian Marsh, F. Murray Gilman y Jonas Waite. Los tres son descendientes de viejas familias de Innsmouth (y los tres tienen sangre híbrida corriendo por las venas). El resto de los cargos de la ciudad están ocupados también por híbridos, o por humanos relacionados con la Orden. Los policías son nombrados por los representantes electos, y son responsables de recaudar los impuestos y aplicar la ley dentro del término municipal.

Crimen y castigo

Los crímenes “corrientes” son poco frecuentes en Innsmouth. Los secuestros y asesinatos cometidos por la Orden Esotérica son ignorados y encubiertos. De manera parecida, los crímenes cometidos por ciertos híbridos poderosos son también pasados por alto. Los problemas con ciudadanos que se enfrentan a la Orden Esotérica son resueltos mediante un procedimiento sumario. En Innsmouth hay poco que se parezca a la justicia normal.

Los forasteros que cometen un crimen en Innsmouth son detenidos. Aunque, según la ley, los delitos graves quedan dentro de la jurisdicción de los tribunales del Condado de Essex, en la práctica Innsmouth resuelve los problemas a su manera. pragmáticamente y en secreto. Aquellos forasteros que levanten las sospechas de la Orden son arrestados con cargos inventados y permanecen legalmente bajo detención preventiva hasta un máximo de 72 horas. Pocos llegan a vivir tanto tiempo. 

...y sus barrios Editar

Barrio marinero norte Editar

Esta zona se encuentra al norte del río, dos o tres manzanas tierra adentro desde la orilla. Aquí, el olor a pescado del puerto es más fuerte que en ningún otro sitio. El vecindario está compuesto en su mayor parte de casas destartaladas de varios tamaños (edificios modestos de principios del s. XIX construidos de madera o ladrillo), pegadas unas a otras, compartiendo desastrados patios y descuidados jardines. Dos terceras partes de estas casas se encuentran desiertas, con las ventanas tapiadas, las puertas entabladas y los jardines llenos de malas hierbas. Algunas se han venido abajo por completo, quedando únicamente maderas destrozadas, chimeneas desmoronadizas y sótanos inundados. Las pocas que continúan habitadas no tienen un aspecto mucho mejor: los cristales rotos están tapados con harapos y los jardines llenos de basura. Al alejarse de los muelles hacia el noroeste aumenta la cantidad de casas habitadas, más nuevas y algo mejor cuidadas.

En realidad, muchos de estos edificios, aparentemente deshabitados, son el refugio de los híbridos más horribles de Innsmouth, así como de algunos profundos. Grosso modo, una de cada cuatro casas abandonadas albergará a un híbrido en estado avanzado o bien a un profundo. Algunos de estos edificios, especialmente aquellos contiguos al puerto, se encuentran comunicados mediante los antiguos túneles que llenan esta parte del muelle. Usados hace mucho por los contrabandistas para evitar la aduana, la mercancía se cargaba en pequeños botes situados en la costa, que luego entraban en los túneles navegables por una ensenada al norte de la ciudad.

Las calles son de tierra compacta o de adoquines muy erosionados, y no disponen de alumbrado. Dock y Water Street tienen un aspecto algo mejor. Cada hora que se pase allí podrá verse a un puñado de vecinos del barrio (aunque cualquier alteración del orden público atraerá a más), teniendo la mayoría de ellos la marca de Innsmouth. Los visitantes harían bien en no entretenerse demasiado por la zona, e ignorar por completo los sonidos impropios, procedentes de las casas vacías, que pudieran oír. Investigarlos podría resultar mortal.

La casa de los Greene Editar

105 Martin St. (Calle Martin n° 105). Esta casa de dos plantas, con las tablas vencidas, es una de las pocas que parecen habitadas en el vecindario. Es el hogar de una familia típica de híbridos: los Greene. El malhumorado Ken Greene, un embalador de pescado de 37 años, vive aquí junto a su esposa Wilma, de 33, su hija Carrie, de 19, y sus hijos Wesley y Charley, de 14 y 13. La casa está terriblemente deteriorada, con los muebles rotos o hechos jirones, tiene mala iluminación y la basura se acumula en los vestíbulos y rincones.

Los investigadores de sexo masculino que curioseen por esta parte de la ciudad podrían atraer la atención no deseada de Carrie Greene, que intentará seducir a alguno de ellos so pena de la ira del padre.

El habitante de la casa de Fish Street Editar

Fish St. entre Pierce y Southwick. Esta casa pequeña de principios del s. XIX parece desocupada, pero cualquier investigador que tenga éxito en escuchar oirá ruido de movimiento en el interior. Se tardan minutos en arrancar las suficientes tablas o contraventanas para poder entrar. Durante ese rato, si fuera necesario, el habitante de la casa habría tenido tiempo de sobra para huir por los túneles del sótano.

La casa contiene muebles viejos, polvorientos y podridos, que datan del s. XVIII, y apesta infernalmente a pescado putrefacto y excrementos. Mediante tiradas exitosas de Descubrir los investigadores podrán encontrar huellas de pies palmeados (tanto viejas como recientes) sobre la capa de polvo que cubre el suelo, así como numerosos huesos de peces, ratas, ratones y pájaros. Una puerta de madera atrancada, situada en el vacío y húmedo sótano, se abre a un túnel lleno de agua que comunica con la ensenada del noreste de la ciudad. 

Esta casa es el hogar de una terrible monstruosidad híbrida profundo en su mayor parte, pero también algo más. La criatura intentará emboscar a los grupos de tres o menos personas que invadan su guarida, o que deambulen de noche por las calles cercanas. Dejará en paz a los grupos más grandes, huyendo si resulta necesario. Mide 2’10 metros y es un humanoide anfibio con garras y pies palmeados, agallas protuberantes a ambos lados de su cuello, una cola de 15 metros con aleta, enormes ojos de pez y varios tentáculos de 30 cm. rodeando su pequeña boca picuda.

Cuando ataca, la criatura intenta golpear y atrapar con sus garras. Si consigue acertar con ambas garras, se aferrará a la víctima y la desgarrará con el pico y los tentáculos faciales. La criatura puede atacar a varios oponentes, defendiendo su retaguardia con su poderosa cola.

Antigua iglesia M-E Asbury Editar

216 Church St. El edificio a modo de granero de la Iglesia Metodista-Episcopaliana Asbury se fundó en 1794. Fue abandonada menos de cincuenta años más tarde, huyendo sabiamente su pastor durante el auge de la Orden Esotérica de Obed Marsh, allá por la década de 1840. El tejado quebrado de la vieja iglesia de estilo georgiano está empezando a hundirse, su interior vacío está cubierto de polvo y excrementos de murciélago, y algunos maderos se han caído. Una pequeña sala del sótano contiene los podridos archivos de la iglesia, que cubren el período que va de 1794 a 1841. Los documentos posteriores, aquellos que implicaban a Obed Marsh y sus seguidores en tramas de secuestros, asesinatos y cosas peores se los llevó el pastor, Darius Cooke, cuando huyó de la ciudad.

Monumento a la Revolución Editar

En la intersección de Church y Fish Street hay un pequeño terreno cuadrado cubierto de malas hierbas hasta buena altura y cercado por una valla de hierro. En mitad del terreno hay una estatua de piedra de un Minuteman sin cabeza y con el fusil roto, que fue erigida en honor de los hombres de Innsmouth que lucharon en la Revolución Americana.

Túnel Editar

Fish Street entre Church y Martin. Una de las casas más ruinosas en esta zona de barrios bajos. Consiste en una sola chimenea de ladrillo, alta y medio desmoronada, que se alza en medio de un amasijo de vigas caídas. Si se tiene éxito en una tirada de Descubrir podrá verse un hueco entre los escombros, cerca de la chimenea. Un trabajo de ocho horas/hombre retirándolos bastará para facilitar la entrada al sótano del edificio derrumbado. El estrecho lugar está oscuro, cubierto de lodo y escombros. Otra tirada exitosa de Descubrir permitirá ver una puerta vencida que se abre a un pequeño muelle situado al lado de un túnel lleno de agua.

Ruinas varias Editar

Varios lugares. Más edificios, en ruinas o derrumbados, como los descritos arriba. Los único que queda de ellos son chimeneas medio desmoronadas, techos hundidos o caídos por completo, sótanos al descubierto y llenos de escombros, y estructuras de vigas. En las más cercanas a los muelles hay más posibilidades de encontrar entradas a los túneles.

New Church Street y Old Town Square Editar

Este barrio se centra en dos intersecciones de calles con forma semicircular, conocidas como Old Town Square (Plaza del Casco Antiguo) y New Church Green (Césped de la Nueva Iglesia). La plaza es una confluencia de calles llena de viejas tiendas, la mayoría ahora abandonadas. El desastrado New Church Green está flanqueado por varias iglesias, algunas aún abiertas, y un par de tiendas cerradas en la parte más cercana al río. Éste era el centro cívico y el distrito de los negocios en la época previa a la Revolución, antes de tener lugar la rápida expansión de la ciudad en la orilla sur del río. Durante los disturbios de 1846, muchos de estos edificios sufrieron daños, o cerraron tras la inexplicable desaparición de sus dueños. Desde aquellos tiempos, este barrio ha ido cayendo lentamente en la decadencia. Sólo continúan siendo utilizadas las iglesias, la sede del gobierno municipal, la cárcel, y un par de negocios.

La mayor parte de la arquitectura del lugar data de principios del s. XIX e incluye muchos edificios de ladrillo, erosionados y cubiertos de hollín. Una excepción a esto es la Iglesia Congregacionalista, de falso estilo gótico y escasa altura, construida en la década de 1840, y reemplazada al poco por la Orden Esotérica de Dagón.

Las únicas calles adoquinadas de la zona son Federal y Dock Street. Las demás son de tierra compacta. Las más cercanas al río están reforzadas con tablas de madera enterradas. Las calles de este barrio están mejor cuidadas y son más transitadas. Las recorren unas estrechas aceras de baldosas, y las farolas iluminan Dock y Church en la zona de Main Street. Cerca del barrio marinero situado al este ya no hay alumbrado ni aceras.

Los vecinos de esta zona, con muy pocas excepciones, muestran grandes signos de la marca de Innsmouth. Miran recelosos y con el ceño fruncido a los forasteros que tardan en marcharse del lugar, avisando a la policía si alguien pasa demasiado tiempo fisgoneando en la zona de las iglesias. A los intrusos se les suele llevar a interrogar, o se les detiene en el acto.

Old Town Square Editar

Se encuentra en la intersección de Main y Dock Street. Antes de la Revolución, esta intersección semicircular de calles se llamaba simplemente Town Square (Plaza Mayor). Los adoquines faltan o están rotos, y la mayoría de las tiendas al oeste, este y noreste están cerradas, y tienen las ventanas entabladas, cubiertas de polvo o blanqueadas. La cárcel, la oficina del Dr. Rowley Marsh y el Banco de Comercio Marítimo de las Indias Orientales parecen estar abiertos.

Cárcel de Innsmouth Editar

504 Main Street. La cárcel de Innsmouth es una estructura de ladrillo medio desmoronada con una primera planta construida de madera. Las señales producidas por las llamas y el humo que hay alrededor de la puerta y las ventanas son las cicatrices que han quedado de los daños producidos por los profundos cuando liberaron a Obed Marsh en 1846. Tras los disturbios, la cárcel fue arreglada de mala manera.

Dentro hay una gran oficina frontal, con una robusta puerta cerrada que la separa de las celdas de atrás. Las cuatro celdas de paredes de piedra son estrechas y sucias, no miden más de 1’5 por 2’40 metros, y están ventiladas por pequeña ventanas con barrotes. No tienen servicios, y a los prisioneros sólo se les da una fina estera para dormir. Las puertas están hechas de fuertes barras de metal. En la primera planta del edificio hay varias oficinas en desuso y otras celdas un poco más agradables. Ni que decir tiene que estas últimas apenas sí se utilizan.

La oficina de la planta baja contiene un escritorio estropeado y varias sillas, un teléfono, algunos archivos y una vitrina de madera cerrada en la que se guardan dos escopetas de repetición del calibre 12, dos revólveres del .38 y la munición. Los policías utilizan una cama plegable situada en uno de los rincones siempre que uno de ellos tiene que quedarse a vigilar a un prisionero.

Un viejo sedán estropeado, aparcado en la avenida que hay justo al norte de la cárcel, hace las veces de coche de la policía local. Los prisioneros son retenidos en estas instalaciones hasta que su destino es decidido por la Orden Esotérica. Si los detenidos suponen cualquier riesgo para la comunidad, la Orden suele hacer que les lleven a uno de los almacenes del puerto para que sirvan de comida al shoggoth.

Consulta del Dr. Rowley Marsh (e hijo) Editar

510 Main Street. Este pequeño escaparate de ladrillo, de cristales polvorientos, tiene colgando un letrero en el que pone “Dr. Rowley Marsh - Medicina General". Debajo está escrito con letra más pequeña “Ralsa Marsh - Asesor Jurídico". Dentro, sentada en la mesa de recepcionista, hay una joven sencilla. Se trata de Ruth Gilman, la hija viuda del Dr. Marsh. Ella hace pasar a los clientes a las oficinas de su padre o de su hermano, situadas a ambos lados del recibidor.

Ninguno de los dos Marsh actúa dentro de la legalidad. Ha pasado al menos una década desde la última vez que el Dr. Marsh renovó su licencia médica, y su hijo aún tiene que hacer su examen de ingreso en el cuerpo de abogados de Massachusetts. A pesar de esto, la población híbrida de Innsmouth continúa recurriendo a ellos cuando los necesita. El doctor viudo, su hijo Ralsa y su hija Ruth, también viuda, viven en una modesta casa de ladrillo justo al otro lado de la manzana, cruzando el Cementerio de Church Street.

Iglesia de St. John Editar

408 Main Street (Iglesia de San Juan). Ésta vieja iglesia católica, al igual que la metodista situada más abajo en la misma calle, es un bello ejemplo de la arquitectura georgiana tardía. Con su alto campanario terminado en punta, y sus ventanas con arcos y vidrieras (rotas la mayoría, por desgracia) es todavía una estructura imponente. Construida a principios del s. XIX, fue abandonada durante la década de 1840 cuando Obed Marsh y sus seguidores expulsaron a las otras parroquias de la ciudad. Todos sus archivos se perdieron o fueron destruidos, y en su interior sólo hay murciélagos, ratas y los malolientes excrementos de estas criaturas.

Oficinas del Innsmouth Courier Editar

501 Dock Street (El Correo de Innsmouth) Un edificio de una sola planta con un espacioso sótano. Tiene puertas al norte y al sur y ventanas por todo alrededor, algunas de las cuales van a dar al sótano. Estas oficinas han estado cerradas desde 1846, cuando fueron saqueadas por les causantes de los disturbios, que destruyeron los archivos y asesinaron al editor, John Lawrence. El lugar está vacío, y la mayoría de sus puertas y ventanas han sido tapiadas. Aún pueden verse los rastros del antiguo incendio.

Aunque dentro puede haber hallazgos trascendentes, cualquiera que entre en el edificio se arriesga a ser visto por les vecinos y a atraer la atención de las autoridades. Dentro, todas las prensas, diarios, equipo, archivos, e hileras de tipos han sido quemados, hechos pedazos o desperdigados por todas partes. Las paredes del interior tienen manchas producidas por el humo y el fuego. En el sótano hay abierta una pequeña sala, en cuyo interior están los restos de la hemeroteca del Courier.

Cualquiera que tenga éxito en una tirada de Descubrir mientras busca entre el revoltijo encontrará papeles que revelan que John Lawrence era el editor del diario, y que al parecer era enemigo de Obed Marsh. Una segunda tirada exitosa de Descubrir servirá para desenterrar la dirección de Lawrence de entre los papeles: el 1003 de Main Street.

Si visitan el lugar, los investigadores encontrarán una modesta casa de dos plantas, de estilo georgiano, abandonada hace mucho. Los cristales están rotos y las puertas fuertemente entabladas. Aquellos que entren y tengan éxito en una tirada de Suerte y otra de Descubrir encontrarán un panel secreto, sujeto con tomillos, en el rellano de la escalera principal. Dentro hay varios volúmenes encuadernados de grandes dimensiones. Se trata de una colección completa del Innsmouth Courier, desde su comienzo en 1833 hasta su desaparición en 1846. En ella hay un ejemplar sin encuadernar del incendiario último número, jamás puesto en circulación, en el que se anuncia la detención de Obed Marsh y sus seguidores, acusados de asesinato, secuestro y otros crímenes. La lectura completa de la colección requerirá casi dos semanas de estudio. Ni que decir tiene que la Biblioteca de la Universidad de Miskatonic estaría enormemente interesada en adquirir este tesoro perdido, estando dispuesta a pagar varios cientos de dólares por él.

New Church Green Editar

En la intersección de Federal y Dock Street Las calles adoquinadas forman aquí una rotonda en tomo a un césped circular, cubierto de malas hierbas, en el que hay una farola, aceras de baldosas desiguales, y dos bancos podridos a punto de desmoronarse. Hay iglesias flanqueando el césped al noreste y al noroeste, y la vieja logia masónica está cercana. El resto de edificios, tiendas y talleres están por lo general abandonados. Caminando hada el sur desde la rotonda se llega a un estrecho puente con barandillas de hierro que cruza el Manuxet.

Orden Esotérica de Dagón Editar

506 Federal Street. Este gran edificio de estilo neoclásico, antiguamente el Templo Masónico, ostenta cuatro enormes columnas que adornan su entrada principal. Hace mucho que su pintura blanca se volvió de color gris, y sus muros se están desconchando. En un letrero negro, con letras doradas agrietadas, situado sobre el frontón puede leerse “Orden Esotérica de Dagón”.

El edificio, construido en la década de 1830, fue comprado finalmente por Obed Marsh y sus seguidores y transformado en el lugar de reunión de la Orden Esotérica. En este lugar, los híbridos y sus seguidores (y a menudo los propios profundos) celebran sus ritos en honor del Padre Dagón, la Madre Hidra y el Gran Cthulhu. Los oficios, a los que acuden hasta 80 y 90 devotos, suelen celebrarse normalmente las noches de los sábados y domingos. En la víspera de Walpurgis (o Santa Walburga, el 1 de mayo) y la víspera de Todos los Santos (31 de octubre) tienen lugar ceremonias especialmente grandes y blasfemas, llamadas renacimientos, a las que acuden muchos profundos. 

Siempre habrá al menos 1D6+1 híbridos en el edificio, entre los que normalmente estará incluido uno de los dirigentes de la Orden, ya sean Robert Marsh o Jeremiah Brewster. Los forasteros que merodeen demasiado por la zona se arriesgan a atraer la atención de las autoridades. Es probable que cualquier persona a la que se pille dentro del edificio esté condenada.

Dentro, el templo está decorado con tapices, pinturas, esculturas y otras obras de arte primitivo o exótico. Con tiradas exitosas de Arqueología, Antropología o Historia podrá identificarse arte procedente del Mar de China, del Mediterráneo, de la costa occidental de Sudamérica y del Pacífico Sur. Muestran motivos acuáticos de todo tipo, y muchos de ellos representan humanoides semejantes a peces y ranas.

En la primera planta del templo hay despachos en desuso y una habitación que contiene túnicas resplandecientes de color verde o azul, decoradas con símbolos cabalísticos y motivos acuáticos que representan delfines, criaturas semejantes a pulpos y los ya familiares hombres pez. En una de estas habitaciones también hay un portal a Y'ha-nthlei, la legendaria ciudad submarina de los profundos. 

Bajo el suelo del salón de reuniones se encuentra la capilla principal. Está construida de losa e iluminada por varios candelabros de pared. Los muros tienen esculpidas maliciosas figuras de octópodos, y de hombre rana haciendo cabriolas. Hay tres enormes estatuas situadas al fondo entre las sombras, alcanzando la mayor de ellas los tres metros de altura. Se trata de una representación del Gran Cthulhu. Las otras dos, algo más pequeñas, representan a Dagón e Hidra. 

Una tirada exitosa de Antropología servirá para determinar que el origen más probable de las estatuas debe esta en el Pacífico Sur, seguramente en la Polinesia francesa. Tras los ídolos hay pasadizos que conducen a los túneles de los contrabandistas. Cerca de ellos, sobre un estropeado atril de madera, descansa una copia manuscrita de las Escrituras de Ponapé, la “Biblia” de la Orden Esotérica.

Iglesia Congregacionalista de Innsmouth Editar

505 Federal Street. Este enorme edificio de piedra es posterior a la mayoría de las construcciones de la ciudad. Aunque el letrero aún la identifica como Iglesia Congregacionalista, es en realidad parte de la Orden Esotérica. Al igual que sucede en otras iglesias de Innsmouth, los sermones de los congregacionalistas apestan a ideas propias de la Orden, como la inmortalidad del cuerpo gracias a la devoción por deidades no cristianas. Las iglesias de localidades vecinas la rechazan, acusándola de impartir enseñanzas paganas e idolátricas.

Fue construida en la década de 1840, y comprada por Obed Marsh cuando, pocos años después, se desbandaron sus fieles. Obed trasladó allí la Orden Esotérica de Dagón, abandonando el viejo almacén del puerto que la secta utilizaba. El edificio es de un tosco estilo neogòtico Tiene sótano y una torre de dos pisos con los relojes rotos. Las muchas ventanas de su sótano están tapiadas, pero su cascada campana suena cada hora desde el amanecer hasta la puesta de sol. Algunos se refieren a este edificio gris y desmoronadizo como “San Sapo", pero solamente entre susurros.

El sacerdote congregacionalista es Amos Hetfield, un híbrido de cuarenta y pocos años que camina arrastrando los pies. Hetfield viste con la túnica verdosa y las joyas comunes a todo el clero de las iglesias de Innsmouth. A menudo lleva también una de las tiaras de oro de los profundos, y no suele ser visto por. los forasteros. La mayoría de los deberes públicos de la iglesia son atendidos por un joven híbrido, callado y vestido de negro, que se opone a los visitantes de fuera de la ciudad. Las autoridades serán informadas acerca de los forasteros persistentes. 

Seguros Marítimos Rawes & Hogg Editar

506 Main Street. Se trata de un pequeño edificio de oficinas abandonado, construido de ladrillo a finales del s. XVIII. Sus puertas y ventanas están tapiadas. Un letrero que cuelga sobre la puerta muestra el desgastado dibujo de un barco junto al nombre del negocio. Rawes & Hogg aseguró durante años a las empresas locales de comercio marítimo. El negocio fue a la ruina en la primera mitad del s. XIX como consecuencia de las numerosas pérdidas de aquellas empresas, especialmente por los naufragios que sufrió la familia Gilman.

Banco de Comercio Marítimo de las Indias Orientales Editar

508 Main Street. Este sucio edificio de ladrillo, construido a finales del s. XVIII, es uno de los más antiguos de Innsmouth. Fue financiado conjuntamente por el capital de las familias Marsh, Gilman, Waite y Martin y prosperó hasta mediados del s. XIX, momento en que la industria de comercio marítimo de la ciudad sufrió una serie de pérdidas devastadoras. Todavía sobrevive, pero sólo hace préstamos en raras ocasiones. El interés que se paga es bajo o inexistente.

A los forasteros les resultará imposible cobrar aquí un talón nominativo. Incluso un talón conformado o un giro postal serán difíciles de convertir en dinero, siendo necesarios varios días de espera. Los forasteros por los que pueda responder algún vecino de renombre tardarán menos en solucionar el asunto. No se suele abrir una nueva cuenta a un depositante que no resida en Innsmouth. El banco tiene poco capital de explotación, y suele estar desierto a excepción de uno o dos apáticos cajeros híbridos.

En una placa de latón situada en el ala norte, cerca de la entrada del banco, puede leerse “Museo de Comercio Marítimo de Innsmouth". En el vestíbulo hay un par de entradas que conducen a un pequeño museo. Más allá de las puertas hay dos habitaciones, atestadas y mal iluminadas, llenas de hileras de estanterías polvorientas, y mesas en las que se muestran multitud de objetos. Entre éstos hay: platos chinos pintados a mano; dibujos de islas, flora, fauna y nativos; maquetas de barcos famosos de Innsmouth, como el Sumatra Queen de Obed Marsh, y el Malay Bride de Esdras Martin; mapas y cartas de navegación que muestran rutas de comercio y topografía de islas; animales exóticos, disecados sin mucho arte; joyas y ropas de nativos (la mayoría de jade o seda oriental, y nada parecidas al atuendo de la Orden Esotérica); extraños instrumentos musicales, como tambores con borlas y flautas vistosamente esculpidas; una cabeza humana reducida, a la que se le cae el pelo; numerosos fetiches de nativos y miniaturas orientales; y cientos de cosas más. Algunos de los objetos están identificados con tarjetas escritas a mano y medio borradas que catalogan su lugar de origen del objeto y el nombre de quien los donó.

Aunque hace mucho que la Orden quitó de la exposición los artefactos relacionados con los profundos, una tirada exitosa de Descubrir llamará la atención sobre un extraño e interesante objeto. Se supone que procede de Malasia, y se trata de un pequeño fetiche nativo hecho de palos, piel de animal y trozos de cuerno. Representa a un hombre negro que sopla algún tipo de instrumento musical. Una tirada exitosa de Mitos de Cthulhu identificará el fetiche corno una representación de una oscura criatura asociada a veces con Nyarlathotep (es decir, uno de sus avatares).

Cementerio de Christchurch Editar

404 Chruch Street. Este atestado cementerio, consagrado en la década de 1730, es el segundo más antiguo de Innsmouth, precedido solamente por el viejo Cementerio de Church Street. Todavía es utilizado de vez en cuando por alguna de las familias más importantes de Innsmouth, y está repleto de tumbas y lápidas opulentas, altas estelas y ángeles de alas rotas que vigilan sobre criptas con columnas de mármol.

Entre las tumbas de este lugar se encuentran las de los Marsh fallecidos, incluido Obed, y la del hechicero Ephraim Waite. Hay terrenos que albergan los restos de varias generaciones de las familia Gilman, Eliot y Martin. Hay pocas tumbas con fecha posterior a la mitad del s. XIX, ya que el cementerio se llenó y se construyó uno nuevo en South Woods, al sureste de la ciudad.

Cualquiera que esté tan loco como para meterse en una cripta al azar (y sea lo bastante afortunado para que no le vean ningún vecino) tendrá un 35% de posibilidades de encontrar un ataúd que solamente contenga un tronco o un montón de piedras. Se trata de una de las tumbas falsas utilizadas para encubrir la desaparición de los híbridos que han marchado al mar (nótese que los podridos restos de Obed Marsh y Ephraim Waiter continúan en el interior de sus respectivas sepulturas).

Dada su proximidad con la Iglesia Congregacionalista, y la naturaleza híbrida de muchos de los aquí enterrados, los humanos de la ciudad suelen llamar al lugar el “Cementerio de San Sapo".

Cementerio de Church Street Editar

307 Church Street. Este cementerio, consagrado al lado de la antigua sede del gobierno municipal, es el más antiguo de Innsmouth y data de la década de 1640. Pocas de sus viejas lápidas de piedra son legibles y muchas se han caído o están desgastadas. El lugar está cubierto de malas hierbas, y lápidas de diferentes tamaños y estilos, inclinadas en ángulos extraños. La fecha legible más antigua es de 1649, y la más reciente de 1765. Entre los nombres de familias enterradas aquí están Hogg, Pierce, Martin, Gilman y Southwick. En este camposanto solamente hay enterradas unas cuantas personas de la familia Marsh.

Sede del Gobierno Municipal de Innsmouth Editar

403 Fall Street. Esta construcción es una asombrosa mezcla de estilos arquitectónicos. El edificio central es la antigua sede del gobierno municipal, construida de madera a finales del s. XVII. Desde entonces se han llevado a cabo numerosas ampliaciones, incluyendo la construcción al norte y al este de alas de madera con dos plantas en tomo a 1750 y a 1800, respectivamente. Estas alas contienen las oficinas de los funcionarios locales y las salas de archivo de los documentos públicos.

Entre las oficinas están incluidas las de los tres Representantes electos de la ciudad, es decir, los híbridos Sebastian Marsh, F. Murray Gilman y Jonah Waite; la de la actual Secretaria municipal, la (completamente) humana Eustis Eliot; la del tasador Noah Eliot, el marido híbrido de Eustis; la del tesorero Ethan Hale y la del juez de paz, su señoría Arthur Pierce. El gobierno municipal está controlado por completo por los híbridos de Innsmouth. hecho que no pasa desapercibido a los pescadores humanos de los cercanos Boynton Beach y Falcon Point.

La Sede suele estar vacía casi siempre, existiendo solamente un 10% de posibilidades de que un funcionario concreto se encuentre en su oficina. El horario de atención al público es de 9 a 17 h de lunes a viernes, pero los cierres imprevistos son de una habitualidad frustrante. Aunque siempre habrá algún funcionario de baja categoría, unas cuantas tiradas exitosas de Ocultarse y/o Discreción permitirán a los intrusos tener acceso a los archivos, al menos durante breves momentos. Dada la angustiosa desorganización de que éstos hacen gala, todas las tiradas de Buscar libros se realizarán a la mitad de posibilidades.

Aquellos investigadores que soliciten información notarán que los funcionarios son remisos a ayudarles. Eustis Eliot, la secretaria municipal (completamente humana) es una vieja y arrugada bruja que no está dispuesta a soportar a ningún fisgón. Será necesario tener éxito en una tirada de Charlatanería o Persuasión incluso para conseguir que busque unas simples escrituras u otro tipo de documento público. Aún así, habrá que esperar 1D3 días para que encuentre lo que se le ha pedido. Una tirada exitosa de Derecho servirá para obligarla a facilitar papeles adicionales, pero entonces informará a las autoridades acerca de los “agresivos intrusos”.

Iglesia Baptista de la Fe Editar

502 Federal Street. A pesar de su vacío campanario con reloj, el viejo edificio de madera de la iglesia baptista es un bello ejemplo de los comienzos de la arquitectura georgiana. Hace mucho que este lugar, al igual que las demás iglesias de Innsmouth, fue subvertido a la adoración de Dagón. Los últimos oficios se celebraron en 1846, justo antes de la desaparición del sacerdote Resolved Babcock, un malhumorado adversario de la conducta blasfema de Obed Marsh. En aquel momento se creyó de forma generalizada que Babcock fue víctima de algún seguidor homicida de Obed, pero nunca se pudo demostrar. Desde entonces la vieja Iglesia Baptista de la Fe ha venido combinando un mínimo de ceremonia tradicional cristiana con un montón de profecías cuasi-bíblicas acerca de maravillosas transformaciones y vida eterna.

Los doce (más o menos) baptistas de Innsmouth están dirigidos por el reverendo Ezra Hartley, un achaparrado híbrido sexagenario con los dedos palmeados. El viejo Hartley, con sus tristemente finas patillas con forma de ele y su pelo fibroso, es un personaje siniestro que mira de forma recelosa a los forasteros mientras cruza la ciudad a saltitos, vestido con su túnica verdosa y luciendo extraños anillos de oro.

Antiguo barrio aristócrata Editar

Esta es la zona más modernizada de Innsmouth. Todas las calles son de baldosas y adoquines, y están alumbradas intermitentemente por farolas incandescentes de baja potencia. Las aceras son algo común, aunque suelen estar levantadas por las raíces de los árboles, u otras causas que saltan menos a la vista. El barrio estuvo en su día a la sombra de majestuosos olmos, pero estos muestran ahora un avanzado estado de grafiosis, y tienen el follaje enmarañado y marrón.

En esta zona, delimitada a norte y sur por Southwick y Dock Street y a este y oeste por Broad y Adams Street, se encuentran algunas de las residencias más bellas de Innsmouth. Estas grandes mansiones de tejado quebrado, que antiguamente eran los hogares de capitanes y comerciantes, propietarios de fábricas y banqueros, han alojado a generaciones de hijos e hijas de las buenas familias de Innsmouth. Muchas de estas fincas se extienden hasta alcanzar el ancho de la manzana, y sus altos tejados, cúpulas y balcones corridos facilitan una clara vista del puerto, que antiguamente fue lo más importante de la ciudad.

Las mansiones ahora se están desmoronando, y muchas de ellas han sido abandonadas. Sus jardines y céspedes escalonados se han estropeado debido a los años de descuido. Las pocas familias aristocráticas que quedan tienen lazos que los unen a los profundos más allá de toda esperanza, sus fortunas han disminuido o se han perdido por completo, y su futuro (al menos en este mundo) es triste e incierto. Muchas de estas mansiones están deshabitadas, o al menos lo parecen. Realmente no son pocas las que albergan en su interior horrores híbridos o profundos que descienden directamente de sus dueños originales. A lo largo de Washington Street hay varias casas mejor cuidadas, incluyendo el domicilio de Barnabas “el anciano” Marsh, nieto del infame Obed y actual patriarca de la ciudad. Muchas de estas mansiones tienen tapiados los áticos y las ventanas de las plantas superiores. A pesar de ser de mejor calidad que la mayoría de las viviendas de Innsmouth. Las casas de Dock Street resultan modestas cuando se las compara con las lujosas mansiones y fincas situadas al norte de Church Street.

La casa de Charles Throckmorton Editar

507 Washington Street. Este cuidado edificio, de estilo federal tardío y tejado a cuatro aguas, es el hogar de Charles Throckmorton, apodado “Charlie", un activo y simpático hombre de 67 años, es un humano puro al que puede encontrarse cuidando su jardín o meciéndose silenciosamente en el cobertizo de delante. Dará la bienvenida a los visitantes, hablará acerca de cosas mundanas (afirma no saber nada del secreto de Innsmouth), y ofrecerá café caliente. Él y su mujer han pasado aquí toda la vida, y han criado a cinco hijos que ya están casados y se han mudado. Rehúsa hablar de su mujer, y una tirada exitosa de Psicología revelará que está ocultando algún secreto. 

Si falta poco para la hora de la comida, Charlie invitará a sus simpáticos visitantes a que se queden (siempre que su compañía le haya parecido agradable). Su comida será sencilla, y la conversación inocente. Sin embargo, con una tirada exitosa de Escuchar, los visitantes podrán oír cómo algo se arrastra en la planta de arriba. Charlie dirá que no es nada, pero se pondrá visiblemente nervioso si alguien trata de investigar. Aquellos que consigan subir discretamente las escaleras descubrirán que los sonidos proceden de detrás de una puerta que no tiene la llave echada. Llamar a la puerta, pasar a la habitación o preguntar si hay alguien bastará para despertar a la hembra de profundo que hay al otro lado, que hace las veces de esposa de Charlie. Existe un 50% de posibilidades de que la enfurecida criatura ataque a los desconocidos; de lo contrario se limitará a observarlos con aire burlón. Si es molestada, o peor aún, asesinada, el pobre Charlie se quedará enormemente trastornado. Llorará primero sobre el cadáver, echando de su casa a los asesinos e informando más tarde a la Orden del acto atroz que han cometido. 

La Mansión Marsh Editar

404 Washington Street. En esta casa viven Barnabas “el anciano” Marsh, el híbrido que gobierna Innsmouth; Abigail, su esposa trastornada y completamente humana; Esther, la hija híbrida de ambos; y el sirviente Norvell Hastings.

La suntuosa finca de los Marsh, de estilo federal tardío, es con absoluta claridad la mejor vivienda de Innsmouth. Ocupa casi media manzana, extendiéndose desde Washington Street al frente hasta Lafayette por atrás. El jardín, bellamente cuidado, se compone de grandes terrazas que rodean la mansión y han sido reformadas artísticamente. Una avenida rodea una pequeña fuente frente a la casa, conectando con Washington Street al frente, y con una cochera con dos estacionamientos en la parte trasera. Allí hay dos coches aparcados: son dos sedán grandes y bastante nuevos, y ambos tienen cortinillas para cubrir a los ocupantes del asiento de atrás.

La mansión da a Washington Street. Su parte central tiene tres plantas, mientras que sus dos grandes alas, que se extienden al norte y al sur, tienen solamente dos. La enorme extensión de sus tejados a cuatro aguas, coronados por una cúpula cenada, tiene numerosas chimeneas y balcones corridos.

En el interior hay innumerables antigüedades, muchas de ellas de origen oriental. Decorando las paredes hay retratos al óleo de varios miembros de la familia Marsh que se remontan a los días de Obed, e incluso más allá. La mayoría de los retratos posteriores al de Obed muestran a personas con una o más características de la marca de Innsmouth.

Entre los libros de la biblioteca se encuentran los diarios de a bordo de los barcos de Obed Marsh, una historia de la familia Marsh escrita en 1862, y un ejemplar manuscrito de las Escrituras de Ponapé. Este último está firmado por el autor de la transcripción, el capitán Abner Ezekiel Hoag, de Kingsport. Los diarios de a bordo de Obed Marsh cuentan su descubrimiento de los profundos en una pequeña isla al este de Otaheite en el año 1823, y cómo consiguió finalmente llevar su recién descubierta religión hasta Innsmouth. La lectura de estos diaríos llevará un total de tres semanas.

La historia de la familia Marsh tiene unos inicios bastante normales, pero en los años que siguieron a la “conversión” Obed y sus miembros comenzaron a tener relaciones carnales con los profundos. Varios pasajes hacen mención a la naturaleza de los cónyuges ocultos de los Marsh. También aparecen los árboles genealógicos, muchos de los cuales se desvanecieron inexplicablemente tras una generación o dos. La lectura de la historia familiar llevará menos de una semana. El ejemplar manuscrito de las Escrituras requerirá varías semanas de estudio intensivo e incluye los siguientes hechizos: Contactar con la Madre Hidra; Contactar con el Padre Dagón y Contactar con un profundo.

Desde detrás de una puerta cerrada del ático surge un fuerte y nauseabundo olor a pescado, peor que el que hay en otras partes de la casa. Las bodegas son igual de malolientes.

La casa de Ephraim Waite Editar

302 Washington Street. La vieja casa Waite es una mansión medio desmoronada de tres plantas, de estilo federal, situada en un rincón bastante apartado de la calle. El jardín frontal está cubierto hasta buena altura de malas hierbas y lleno de árboles sin podar que se mueren por culpa de la grafiosis. El difunto Ephraim Waite fue un humano normal, que tenía fama de hechicero. Su matrimonio tuvo un solo descendiente, su hija Asenath, que ahora vive en Arkham.

Los supuestos poderes mágicos de Ephraim incluían la habilidad de atraer o calmar las tormentas, controlar bancos de peces y adivinar el futuro. A menudo se le llamaba para resolver pequeños crímenes cometidos en la ciudad y sus alrededores, y sus poderes hipnóticos eran conocidos por muchos. Murió delirando como un loco en 1921, dejando a su hija bajo la tutela del director del Colegio Hall de Kingsport. Nadie sabe lo que sucedió con la esposa de Waite.

Sin nadie saberlo, Ephraim continúa con vida, ya que su mente y personalidad habitan en el cuerpo de su desdichada hija, Asenath. Ephraim obligó a la conciencia de Asenath a entrar en su envejecido cuerpo justo antes de encerrarlo en el ático y envenenarlo hasta morir. Asenath fue enterrada dentro del cuerpo y la tumba de su propio padre. Asenath/Ephraim, que ahora estudia en la Universidad de Miskatonic, está casada con el poeta Edward Derby, natural de Arkham. Derby ha sido escogido por el hechicero para ser su próximo “recipiente”. La mente de Derby ya ha sido forzada a trasladarse al antiguo cuerpo de Asenath mientras el hechicero ocupaba el suyo y asistía a blasfemas reuniones en los yermos de Maine. Muy pronto, Waite intentará llevar a cabo un intercambio permanente, asesinando a continuación a Derby mientras esté atrapado en el cuerpo de Asenath.

Aunque hace mucho que Ephraim se trasladó a la Mansión Crowninshield, a las afueras de Arkham, de vez en cuando uno de sus siervos, naturales de Innsmouth, vuelve a recobrar algunos papeles u objetos necesarios. Los híbridos no suelen entrometerse en estas visitas; el viejo Ephraim era temido por la mayoría los ciudadanos de Innsmouth, incluidos los de la familia Marsh.

Dentro de la casa, la mayoría de los muebles que quedaba están cubiertos con fantasmales sábanas blancas, cubiertas una gruesa capa de polvo. Arriba, en un ático cerrado con llave, tapiado y de paredes acolchadas, todavía puede notarse el persistente rastro de un antiguo olor a pescado. Hay marcas garras en el suelo y las paredes. Una tirada exitosa de Descubrir servirá para advertir algo escrito en un oscuro rincón. Se trata las siguientes palabras, que están escritas con sangre:

«AYUDA-ELLA NO SOY YO- ES PADRE.»

En una biblioteca cerrada con llave de la primera planta, los investigadores pueden encontrar numerosos libros de temas históricos, geográficos y ocultistas. Los huecos en las hileras de libros dan fe de los volúmenes que el hechicero se ha llevado. En este lugar es posible encontrar dos libros de los Mitos. Serán necesarias un par de horas de búsqueda y sendas tiradas exitosas de Descubrir. Uno de ellos es un ejemplar de los Manuscritos Pnakóticos. y el otro será una putrefacta copia manuscrita de algo llamado The Lore of the Abyss (El saber del abismo). Este segundo libro es más parecido a un diario y hace referencia a las actividades de una extraña secta subterránea, cuyos guardianes carecen de forma y otros horrores relacionados con ella. Describe viajes a otras dimensiones, reuniones clandestinas de encapuchados y sacrificios humanos. Si tras leer el libro el investigador logra tener éxito en una tirada de Mitos de Cthulhu o de INTxl podrá identificar el lugar de reunión de la secta como algún punto en la parte central de Maine. Contiene los siguientes hechizos: Convocar/Atar a un byakhee, Crear Portal.

La protección

Hace mucho tiempo, Waite colocó una protección especial en su casa con la intención de disuadir a los intrusos. Todo aquel que al entrar no pronuncie la críptica frase: "null-thoth, tyaa, n'garg" comenzará a sentir un malestar creciente. Al entrar en la casa se realizará una tirada de Cordura, que habrá que repetir aproximadamente cada cuarto de hora después. Los fallos en estas tiradas indicarán un aumento en el miedo y la incomodidad que siente el personaje.

La primera tirada fallida tendrá por resultado un malestar general (el investigador siente que algo le está vigilando). Con una segunda tirada fallida comenzará a oír ruidos naturales, aunque extraños, como viento, madera que cruje, etc. Con una tercera tirada fallida el personaje comenzará a oír sonidos más amenazadores, como respiraciones pesadas y pasos suaves. Una cuarta tirada fallida convencerá al investigador de que hay alguien (o algo) con él en la casa, lo que supondrá la pérdida de 0/1D3 puntos de Cordura. Una quinta tirada fallida hará que pierda 0/1D6 puntos de Cordura y le convencerá de que es incapaz de salir del edificio. Aunque lo intente con todas sus fuerzas, se encontrará las ventanas fuertemente aseguradas y todas las puertas cerradas. Este último efecto es de duración indefinida y es posible que el personaje afectado permanezca dentro de la casa hasta morir de hambre o sed, mientras no sea rescatado. Una vez fuera de la Mansión Waite, los efectos se desvanecerán tras 2D3 horas.

La casa de Sebastian Marsh Editar

502 Lafayette Street. Sebastian Marsh, de 49 años, es el hijo mayor de Barnabas Marsh. Vive en una antigua casa junto a su esposa, Elizabeth Gilman Marsh, de 47 años, su hijo menor Bernard, de 18, y su hija Barbara, de 20. Sus otros cuatro hijos, dos chicos y dos chicas, están todos casados y viven lejos de casa (algunos en Innsmouth, y otros en localidades vecinas). Todos los miembros de la familia son híbridos, y se encuentran entre los más horribles de la ciudad. La casa, un edificio de estilo georgiano muy temprano, tres plantas y tejado quebrado, es el hogar original de los Marsh, anterior a la construcción a principios del s. XIX de la suntuosa mansión de Washington Street.

Sebastian rara vez abandona su hogar; su aspecto es tal que prefiere no ser visto por las calles. Es cargado de espaldas, tiene los ojos saltones, la boca ancha y está cubierio de trozos de piel escamosa de un tono amarillento. Los profundos pliegues de su cuello y los dedos palmeados de sus manos y pies indican que Sebastian está cerca de completar su transformación.

Su esposa, Elizabeth, es prima del propietario del Hotel Gilman House. Posee la misma tendencia a la reclusión que su marido, y su aspecto es poco mejor que el de éste. Los chicos, Bernard y Barbara, están más avanzados en su transformación que la mayoría de los híbridos de su edad, pero aún pueden dejarse ver en público.

Sebastian es, aparentemente, el director de la Compañía Marsh, pero el funcionamiento diario de la misma ha quedado en manos de su hijo, Jacob. Existe una pequeña rivalidad entre Sebastian y su hermano menor Robert, dirigente de la Orden Esotérica de Dagón. Aunque Sebastian controla el poder económico de los Marsh, es su hermano quien está al mando de la Orden y, por tanto, quien controla realmente la ciudad.

Zona residencial norte Editar

Esta zona abarca varios barrios de la orilla norte del río Manuxet. En ella hay muchas casas deterioradas y ruinosas situadas a lo largo de los límites del norte y el oeste de la ciudad, pero también las hay algo mejor cuidadas cerca de la nueva zona residencial, y a lo largo de Dock Street. Las casas al este de Broad Street, al norte de Southwick Street y al oeste de Place of Hawks constituyen los barrios bajos. Están habitados principalmente por humanos normales, sin sangre de profundo. Aquí viven los pobres y miserables, ganándose la vida a duras penas como pescadores y embaladores en las fábricas.

Los estilos arquitectónicos van de las casas del s. XVII, hasta los edificios georgianos con tejado quebrado. Todos ellos están bastante desmoronados. Unas cuantas casas de ladrillo que hay justo al norte de Old Town Square están habitadas por híbridos. Al igual que sucede en los bandos marineros que hay hacia la costa, lo único que queda de algunas casas es una desmoronada chimenea o un sótano al descubierto. Los jardines son pequeños y están llenos de malas hierbas. Las casas están bastante pegadas las unas a las otras, y sus residentes son hoscos y desconfían de los forasteros. Por lo general las calles no están pavimentadas, y no hay aceras ni alumbrado. Al norte de Southwick las calles terminan, o bien continúan hasta llegar a alguna casa ruinosa y abandonada, al borde la marisma

Las zonas más cuidadas al oeste del nuevo barrio residencial están habitadas a partes iguales por híbridos y humanos puros. Muchas de estas casas son edificios de estilo federal, con tejados a cuatro aguas, propios de la clase media, que datan de finales del s. XVIII y principios del XIX. Fueron construidas por los primeros industriales de Innsmouth a lo largo de Dock y Adams Street. Una buena cantidad de estos edificios tienen tapiadas las ventanas de los áticos, aislándolos permanentemente del mundo exterior. En esta zona hay menos casas deshabitadas y, al contrario que en otras partes de la ciudad, hay pocos profundos o híbridos horribles morando en las que están abandonadas. Las calles tienen aceras, pero no disponen de alumbrado público. En este barrio hay una amplia variedad de vecinos de Innsmouth, desde antiguas y dignificadas familias de híbridos, hasta individuos y familias de humanos puros con sus propios secretos peligrosos.

La casa de Cynthia J. Gilman Editar

402 Hace of Hawks Road. Esta pequeña casa en mal estado es propiedad de Cynthia Jenckes, una humana pura, casada a la fuerza con un híbrido. Cynthia, una mujer de mediana edad, vive aquí junto a su segundo marido y sus cinco hijos. Tiene un aspecto sencillo y está trastornada, dedicándose a dar vueltas por la casa limpiando o cocinando como si se tratase de un robot.

Su primer marido murió hace casi quince años, poco después de haberse casado. El segundo matrimonio de la afligida Cynthia fue preparado. Su nuevo marido sería el solitario híbrido George Gilman, hijo mayor de la familia de Orel Gilman. La ceremonia se celebró en secreto, mudándose la pareja al poco tiempo a esta apartada casa.

Desde entonces Cynthia ha dado al repulsivo George Gilman cinco hijos sanos, pero cruelmente traviesos, que ahora tienen entre tres y trece años. Los investigadores que pasen por esta parte de la ciudad podrían ser el blanco de los C. Jenckes Gilman, que van armados con tirachinas. Si algún investigador les persigue, podrá atrapar a uno de los chavales y obligarle a que le diga dónde viven sus padres. Una vez en la casa, la desaliñada Cynthia les dirá de manera inexpresiva que su padre les castigará cuando vuelva, cosa que parece asustar mucho a los chicos. Sin comentar nada más acerca del asunto, Cynthia cerrará la puerta en las narices de los investigadores.

George Gilman, que ya se ha transformado en profundo, vive bajo el mar en la cercana Y'ha-nthlei pero visita frecuentemente a Cynthia, pasando la noche con ella antes de volver bajo las olas.

La casa de Quentin Averill Editar

903 Pierce Street. Esta casa de estilo federal, más bonita que la mayoría de las que pueden encontrarse en Innsmouth, ha sido pintada recientemente y tiene el patio y los jardines bien cuidados. El dueño, Quentin Averill, vive aquí junto a su hijo, su nuera y June, su nieta de 4 años. Hasta hace poco también vivía aquí la hija soltera de Quentin, pero se suicidó hace unas semanas, tras ser violada por el brutal Ralsa Marsh.

Quentin Averill, un hombre orgulloso y severo de sesenta y muchos años, ha jurado vengarse. Aunque teme a los Marsh y a sus benefactores, los profundos, Averill tiene algunos secretos particulares. Su abuelo, el capitán Gardner Averill, fue un comerciante de éxito que estaba familiarizado con los misterios del Lejano Oriente. El capitán aprendió de labios de un viejo sabio birmano un ritual que se supone que sirve para convocar a un poderoso espíritu sirviente.

Fue durante la década de 1840, mucho después de haberse retirado, cuando el capitán Averill intentó celebrar el ritual por primera vez. Su hijo había sido asesinado por uno de los seguidores de Obed, un hombre que al poco salió de la cárcel gracias a la intervención del patriarca de los Marsh. Enfurecidos, Gardner y su otro hijo (el padre de Quentin) cogieron la flauta de madera que les había entregado el sabio birmano y, en la víspera de san Juan, convocaron y ataron a un servidor de los Dioses Exteriores. A la criatura se le ordenó buscar y matar al asesino del hijo de Gardner, tarea que la criatura cumplió con entusiasmo. Desde entonces, los Marsh, respetuosos del poder de los Averill, se han mantenido apartados de ellos para evitar provocarles.

Pero eso fue antes de que el fanfarrón Ralsa Marsh violase a Patricia, la hija de Quentin, provocando que se suicidara. Quentin ha avisado a Barnabas Marsh de que tiene intención de enviar contra Ralsa al “demonio protector de los Averill”, y que sería mejor que el resto de su familia se mantengase al margen. Barnabas, sorprendentemente, está conforme, pero ha advertido del propósito de venganza de los Averill tanto a Ralsa como a su padre, el doctor Rowley Marsh.

Mientras tanto, Joseph Averill, el hijo de 39 años de Quentin y su esposa Laura, de 35, temen que suceda lo peor. Han intentado convencer a Quentin del posible peligro para June, su nieta de 4 años, pero el anciano es demasiado orgulloso y testarudo para escucharles. Tiene intención de realizar pronto el ritual, y se ha preparado estudiando el viejo diario de la familia. Haciendo uso de la flauta tallada, Quentin convocará y atará a un Servidor de los Otros Dioses y lo enviará a matar a Ralsa. Si alguno de los investigadores llegase a poner sus manos en el diario familiar de los Averill, y lo leyese, el diario contiene el hechizo Convocar/Atar a un Servidor de los Otros Dioses. 

Los Averill suelen permanecer al margen de la mayor parte de las cuestiones de Innsmouth. Joseph conduce un camión de la fábrica de embalaje de pescado Billingham, mientras que Quentin se dedica a la carpintería. No suelen hablar de la oscura sombra que se cierne sobre la ciudad.

La casa de Lester Davis Editar

205 Place of Hawks Road. Lester Davis vive en esta pequeña casa de una planta, cubierta de hiedra y rodeada de inmaculados jardines llenos de rosales y arriates con flores. En la parte de atrás, un pequeño huerto provee de hortalizas a Lester durante los meses de verano. Las vallas y enrejados están cubiertas de hiedra y otras enredaderas. Sus plantas son siempre las primeras en florecer, y además son las más bonitas y agradables al olfato. Sus cosechas son frecuentes y abundantes.

Lester es grande y gordo, reservado y tímido, y tiene unos ojos grandes y llorosos. No suele hablar con la gente, prefiriendo hacerlo con sus plantas. Es el jardinero y cuidador de los terrenos de los Marsh, y dedica como mínimo tres días a la semana a trabajar en la finca de Washington Street. Lester sabe que los Marsh son parte de la enfermedad que aflige a la ciudad. A pesar de ello tiene miedo de hablar con desconocidos.

Lester goza de una espeluznante empatía con sus plantas. Estos seres vivos pueden ir en su ayuda si es atacado o amenazado, o incluso si se le asusta. Aquellos que sean atacados por las plantas en el jardín deben tener éxito en una tirada de Esquivar cada tumo para evitar los latigazos de arbustos, árboles y enredaderas, que les infligirán daño. Si los atacantes matan a Lester en el interior del edificio, la hiedra y las demás plantas que haya al aire libre se unirán para hundir la casa, aplastando a los que estén atrapados dentro.

Estación de bombeo Editar

512 Place of Hawks Road. Este depósito cilíndrico de madera tiene doce metros de diámetro y llega hasta quince metros del suelo. Una crujiente escalera de madera sube por una de las patas de la torre hasta alcanzar una desvencijada pasarela, con barandilla de madera, que rodea la parte superior del depósito. Desde esta posición elevada se tiene una buena vista de toda la ciudad. El viejo depósito suele tener escapes, y tiene por todas partes parches hechos de planchas de metal unidas con alquitrán a su superficie. El agua es llevada hasta el tanque desde una pequeña estación de bombeo situada a su lado.

La casa de William H. Parker III Editar

508 Adams Street. Este modesto edificio de dos plantas y estilo federal, cercano al antiguo barrio aristócrata, fue construido por el capitán de barco William Henry Parker y actualmente está ocupado por uno de sus descendientes, William Henry Parker III. William, de 32 años, trabaja en la fábrica de embalaje de pescado Martin, quedando su aburrida y repetitiva labor muy lejos de la aventurera profesión de su abuelo. Doris, su mujer de 35 años, cuida de sus tres hijos. Todos los miembros de la familia tienen sangre de profundo en las venas, aunque se encuentran entre los híbridos de aspecto más normal de la ciudad.

La familia Parker no está especialmente acomodada. Doris desearía que pudieran ser capaces de mejorar sus vidas, y por el precio adecuado estaría dispuesta a revelar algunos de los secretos de Innsmouth. William, un hombrecillo extremadamente nervioso, insistirá en mantener todo en el más absoluto secreto, llegando a sugerir una discreta reunión nocturna en alguna ciudad cercana, como Ipswich, Rowley o Newburyport.

Los Parker poseen otra información que puede resultar de interés para los investigadores. Entre los papeles del difunto abuelo de William hay varios diarios de a bordo que detallan los viajes por Oriente del capitán a principios del s. XIX. Uno de ellos en particular relata la relación de Parker con un sacerdote chino; lllamado Lang-Fu, al que se describe como un hechicero que estaba en contacto con dioses que vivían bajo el mar. Parker mostró un particular interés por este hombre, hablándole de su contemporáneo. el capitán Obed Marsh, y de los descubrimientos que, según los rumores, había hecho en el Pacífico Sur. Al enterarse de ello, Lang-Fu le dio un manuscrito sagrado al capitán Parker para que le fuera entregado a Obed. Sin embargo, tras leer parte del texto, Parker quedó tan horrorizado por lo que presagiaba que decidió esconderlo en su casa y no volver a ponerse en contacto con Lang- Fu. Una tirada exitosa de Descubrir servirá para ver el manuscrito en una de las estanterías traseras de la biblioteca de los Parker, que se trata de una traducción al inglés del Texto de R'lyeh. El matrimonio está dispuesto a desprenderse de ella a cambio de 50 $. 

La casa de los Gorton Editar

106 Adams Street. Este desmoronadizo lugar es el hogar de la degenerada familia Gorton: Richard, el marido de 56 años, Sandra, su mujer de 34, y sus hijos Mike y Scott de 20 y 15. Todos son humanos, pero también repugnantes. El jardín es grande, aunque está cubierto de malas hierbas, trozos de madera y tuberías, montones de ladrillos, piezas de coche y demás chatarra. En la parte de atrás hay dos camiones hechos polvo que aún se encuentran en condiciones de poder andar. La casa en sí es pequeña. Tiene las contraventanas estropeadas y los cristales rotos tapados con harapos. En la parte de atrás hay encadenado un gran perro, llamado Rip, que ladra casi sin parar.

Los Gorton son una sucia familia que sobrevive haciendo bricolaje y chapuzas por toda la ciudad, normalmente para las familias de híbridos. De vez en cuando trabajan para una familia humana, pero entonces habrá que vigilarlos de cerca. Son empedernidos ladrones de poca monta, que tienen por costumbre robar lo que necesitan en tiendas de ultramarinos, ferreterías y bazares. En toda la ciudad se les tiene por un grupo especialmente violento y peligroso, y pocas veces hay alguien que intente detenerles.

Robert Marsh, dirigente de la Orden Esotérica de Dagón, suele contar con ellos para que se ocupen de cualquier agitador que haya por la ciudad. El guardián puede utilizarlos para amenazar, intimidar o atacar a los entrometidos investigadores hasta el punto que Marsh considere necesario. A cambio de sus servicios se permite que los Gorton lleven a su casa hembras de profundo con las que divertirse. De vez en cuando se deja en sus manos a alguna humana secuestrada. Sandra Gorton es la cariñosa esposa y madre (y está tan loca como los demás).

Asilo municipal para pobres Editar

Al noroeste de Fall Street. Esta ruinosa granja de dos plantas se encuentra cerca del final de Fall Street. Pertenece a la familia Gilman, que la compró hace varios años al morir de vieja su antigua dueña, la Sra. Wames. Ahora, igual que antes, sigue haciendo las veces de hospicio, y es el hogar de un puñado de pensionistas de Innsmouth que no pueden permitirse vivir en ningún otro lugar. Ninguno de los que se hospedan en él tiene sangre de profundo. Las habitaciones para una noche cuestan solamente unos centavos, y las comidas poco más. Todas ellas están atestadas de gente y plagadas de ratas y cucarachas. Las comidas suelen estar frías y adornadas con insectos. Los que allí se hospedan suelen turnarse para cocinar y hacer la colada, sin poner demasiado empeño en ello. El lugar huele a sudor, orina, alcohol y tabaco barato.

Muchos de los que viven actualmente en el lugar recuerdan al viejo Zadok Allen, un borracho de 96 años que vivió aquí hasta que desapareció misteriosamente el verano pasado. Si se pregunta por él, los jubilados fingirán no saber nada. La mayoría teme a los profundos y sus aliados híbridos, sobre todo desde lo que pasó con el pobre Zadok. Si se les ofrece una botella, uno de los huéspedes dirá que “ellos” se deshicieron de Zadok porque habló demasiado, pero no dará muchas más explicaciones. Ninguna de las pertenencias del viejo Zadok continúa aquí, y su antigua habitación está ocupada por un puñado de viejos lastimosos.

Es posible que haya alguien dispuesto a hablar con los investigadores. Se trata de un amargo pescador polaco de 58 años llamado Walter Bielacki. Con tono brusco y olor a whisky, Bielacki relatará la historia de cómo varias familias de polacos vinieron hace cuarenta años a América en busca de un lugar donde comenzar de nuevo. Intentaron ganarse la vida pescando en la costa de Innsmouth, pero sus redes y barcos solían resultar dañados de forma misteriosa. Al no darles la pesca para vivir, muchos de los polacos se marcharon de la ciudad hacia alguna región costera del sur. Sólo un puñado de los inmigrantes originales se quedó, contentándose con salir adelante a duras penas. La mayoría de ellos han muerto o se han marchado de Innsmouth. Walter es el último de ellos, y rara vez se echa a la mar, si es que llega a hacerlo.

Bielacki recuerda a Zadok Alien, y las historias que contaba acerca de los Marsh y los demonios pez que habían sacado del mar para que les ayudasen a controlar la ciudad. Teniendo en cuenta lo que le pasó a los demás inmigrantes (y al viejo Zadok). Walter piensa que probablemente esas historias sean ciertas. Si se irrita lo suficiente, comenzará a desvariar, maldiciendo a los Marsh por todo lo que le han hecho a él y a la ciudad. Los otros habitantes del asilo se alejarán de él, temerosos de lo que las palabras de Bielacki podrían acarrearles. A discreción del guardián, Walter podría desaparecer tras hablar con los investigadores. o se le podría encontrar flotando boca abajo en el río.

Áreas industriales y mercantiles del río Editar

(en construcción)

Habitantes notables de Innsmouth Editar

  • Andrew Martin (jefe de policía): Andrew Martin, un silencioso híbrido de aspecto serio, es un adversario peligroso. De constitución fuerte, tiene un fino y revuelto pelo rubio, mejillas caídas, ojos saltones y nariz chata. Es alto e imponente, a pesar de arrastrar los pies. Martin es un leal seguidor de los Marsh, y es amigo de Robert, dirigente de la Orden Esotérica de Dagón. Es un hombre frío y cruel que utiliza la tortura para forzar a los prisioneros a revelar lo que hayan podido descubrir. Siempre lleva encima su cuchillo, su porra y su pistola. Vive cerca de la cárcel, en una descuidadA casa de la parte norte de Hancock Street.
  • Nathan Birch (policía): Birch es un híbrido gordinflón y cargado de espaldas, con ojos estrechos y una amplia y maliciosa sonrisa. Aunque está sumamente celoso del cargo de Martin, más joven que él, Birch dice poco al respecto, ya que las conexiones de aquel con la Orden Esotérica de Dagón son fuertes. Birch siempre viste una pesada gabardina, bajo la que oculta la recortada que suele llevar. El guardamonte del arma ha sido serrado para permitir que los dedos de Birch, enormemente palmeados, puedan alcanzar el gatillo. Cuando espera problemas lleva también un bate de béisbol. Él y su familia híbrida viven un par de manzanas al norte de la cárcel.
  • Elliot Ropes (policía): Ropes es un híbrido enorme y musculoso, un espécimen increíblemente feo con ojos saltones, piel escamosa y un mentón sobresaliente. Es más animal que hombre, y prefiere luchar con los puños antes que emplear armas. Vive en una sucia casucha en Main Street, al sur del río.
  • Dr. Rowley Marsh: el doctor es uno de los nietos del capitán Obed Marsh. Sirve como médico forense de Innsmouth, firmando todos los certificados de nacimiento y defunción. Es bajo y achaparrado, tiene la mandíbula sobresaliente, una mirada penetrante y profundas arrugas a ambos lados del cuello. Su piel es escamosa. Lo poco que le queda de pelo está cepillado hacia delante formando un flequillo en punta. Es cargado de espaldas y se tambalea al caminar, necesitando la ayuda de un bastón para moverse. Pasa poco tiempo en su consulta, y se ha vuelto un poco olvidadizo y descuidado en su práctica. Rowley Marsh está atrapado a medio camino entre un ser humano y un profundo, y jamás irá al mar como hace la mayoría de los híbridos. Considera su estado como algo vergonzoso, sobre todo teniendo en cuenta que pertenece a la estirpe de Marsh. Rowley es lento, bastante lamentable y siente que le queda poco por lo que merezca la pena vivir.
  • Ralsa Marsh: Ralsa, el mayor de los hijos de Rowley, asistió a la Facultad de Derecho de Harvard pero, a pesar de la influencia de su padre, fue expulsado durante su segundo año de carrera. La escasa asistencia del joven Marsh, sus pobres notas y su interés por asuntos menos eruditos (sobre todo las hijas de sus profesores) fueron su perdición en la universidad. El vago de Ralsa volvió a Innsmouth para no hacer nada en particular, y a esperar la inevitable muerte de su padre, momento en que heredará la mayor parte de la herencia familiar. Ralsa es un célebre hombre de salón, siendo padre de hijos ilegítimos de varias vecinas de Innsmouth, tanto complacientes como no. Es odiado por muchos, pero al ser de la familia Marsh pocos se atreven a levantarle la voz. Una de las muchas conquistas de Ralsa fue su prima lejana Sarah Whateley, que vive en Dunwich. Mientras estaba de visita en Innsmouth, Sarah conoció a Ralsa y se citó con él, dando a luz un hijo híbrido meses más tarde en Dunwich. Hace poco, Ralsa fue más allá de los que le permiten sus lazos familiares cuando violó a Patricia Averill, una mujer no híbrida de una orgullosa familia local. La señorita Averill se suicidó poco después de tener lugar el ataque y su padre ha jurado vengarse del ruin Ralsa. Los Marsh, cansados del comportamiento libidinoso del joven, han prometido no ayudarle. Ralsa es alto y de aspecto fuerte, pareciendo casi humano. Sus ojos y su boca son sólo un poco grandes, y sus dedos están ligeramente palmeados. Es arrogante y egocéntrico, y se presenta a sí mismo como un dandi. Siempre está al acecho de alguna guapa fémina. A Ralsa le gusta impresionar a su cita con montones de dinero y la supuesta clase que él considera parte de su aristocrática herencia familiar. Su limitada educación y la escasa atención que presta le impiden mantener una conversación intelectual ininterrumpida. Es un hedonista, y dedica la mayor parte de su tiempo a la comida, el alcohol y el sexo. Ralsa teme a los Averill y al guardián mágico que según los rumores poseen, y ha empezado a llevar una pistola para protegerse. A pesar de ello, sufrirá una muerte horrible por el crimen que cometió.
  • Robert Marsh: Robert es hijo de Barnabas Marsh y bisnieto del capitán Obed. Ha logrado ascender hasta la dirección de la Orden Esotérica de Dagón gracias a su naturaleza “espiritual”. Según la tradición, desde tiempos de su fundador, la Orden siempre ha sido dirigida por alguien de la familia Marsh. Robert dirige la Orden (y en gran parte la ciudad) con puño de hierro, deshaciéndose de los intrusos y entrometidos de la manera más discreta y rápida posible. Trata todavía con más dureza a los vecinos que hablan demasiado con los forasteros. El difunto Zadok Alien ha sido el más reciente en sentir la ira de Robert Marsh. Normalmente hace que se arreste a los infractores, o que sean asesinados por la degenerada familia Gorton. Los detenidos suelen ser entregados como alimento al shoggoth. En una situación de emergencia, Marsh puede hacer un llamamiento a los profundos de Y'ha-nthlei para que acudan. Marsh es un híbrido en estado avanzado, bajo y de complexión fuerte, que estará listo en pocos años más para marchar hacia el mar. Ya ha llevado a cabo varias peregrinaciones a Y'ha-nthlei. Tiene por costumbre ir vestido con la túnica verde azulada de la Orden, haciendo uso de los voluminosos pliegues para ocultar sus deformidades. Sus pies son demasiado anchos para cualquier zapato, y los cubre con varios pares de calcetines usados y desiguales. Sus manos tienen un tamaño similar a los pies y están palmeadas. Conserva gran cantidad de su pelo moreno, pero sus orejas han desaparecido casi por completo. Sus ojos, grandes y cristalinos, miran fijamente sin parpadear. Marsh suele llevar una especie de batuta con un extremo puntiagudo, que emplea principalmente para mantener a raya al shoggoth de la secta. El método de usarla es apuntar con su extremo al shoggoth, y gastar un punto de magia mientras se piensa la palabra activadora “Veket-nihili”. El cetro concederá el control sobre el shoggoth escogido. El cetro lanza chispazos blanco azulados cuando se utiliza.
  • Jeremiah Brewster: es el segundo sacerdote en importancia de la Orden, y un hechicero desde la niñez. Es miembro de la secta desde hace mucho, y sus habilidades mágicas, combinadas con una enorme fe y una estricta observancia del código de la Orden, le han ayudado a llegar a lo más alto dentro de ella. Al igual que Robert Marsh, ha visitado con frecuencia la ciudad submarina de Y'ha-nthlei. Está destinado a convertirse en un habitante permanente del mar en pocos meses. Brewster es casi un profundo. Nunca se le ve de día fuera de la sede de la Orden, prefiriendo permanecer oculto hasta que oscurece. Siempre viste con la túnica de la iglesia, que es lo mejor para ocultar su cuerpo escamoso de pies palmeados. Su voz no es más que una tos estruendosa que suena como el croar.
  • Barnabas Mash: Barnabas, el hijo mayor de Onesiphorus Marsh y una madre desconocida, lleva mucho camino recorrido en su transformación en profundo. Todavía usa ropa humana (cortada a medida), pero a efectos prácticos es un profundo disfrazado de hombre. A menudo recorre a nado el largo trecho que hay hasta el Arrecife del Diablo. Barnabas no ha sido visto en público desde hace casi diez años, habiendo quedado la dirección de la Refinería Marsh en manos de su hijo Sebastian. Como patriarca de la familia Marsh, Barnabas es temido y respetado por la mayoría de los ciudadanos de Innsmouth, tanto humanos como híbridos. Aquellos que se entrometen en los asuntos de la ciudad descubren que se trata de un adversario despiadado, que tiene esclavizados a los vecinos normales por medio de amenazas tácitas a sus seres queridos. Hace uso de la Maldición de Azathoth para controlar a sus seguidores, tanto híbridos como normales, o bien los hace ejecutar en el acto, si lo cree necesario. Los forasteros no suelen ser tratados de manera tan drástica, a no ser que hayan tropezado con algo serio. La mayoría son ahuyentados o amenazados, o bien se les hace enloquecer. El anciano Marsh mide 1’80, y tiene una piel grisácea, arrugada y escamosa. Su boca es ancha, de labios gruesos y mane bula reducida. Tiene unos profundos pliegues, ásperos y costrosos, a ambos lados del cuello, y unos grandes ojos que jamás parpadean. Está completamente calvo, y su cabeza tiene una forma elíptica y antinatural. Su mandíbula sobresale hacia delante, su frente se ha hundido hacia atrás y su nariz es casi plana. Tiene una extraña forma de arrastrar los pies o dar saltitos al caminar, y acostumbra a vestir con levitas de tiempos del rey Eduardo; prendas de una época pasada.
  • Abigail Winthrop Marsh: Abigail, natural de Ipswich, lleva siendo esposa de Barnabas más de cincuenta años. Aunque hubo cierta oposición a que una chica de Ipswich fuera novia de uno de los Marsh de Innsmouth, la familia Winthrop era pobre, y los Marsh estaban bien acomodados. Finalmente y de mala gana, la familia de la novia terminó dando la bendición a la unión. Habiendo pasado más de cincuenta años desde entonces, Abigail ha visto muchas cosas terribles. Al principio su marido era un joven de aspecto bastante normal, pero con los años comenzó a transformarse lentamente. Abigail ha vivido los cambios graduales de Barnabas y ha intentado ignorar los aullidos que llegan de detrás de las puertas y ventanas cerradas de Innsmouth. Pero cuando sus hijos comenzaron a hacerse mayores y también se transformaron horriblemente, Abigail rebasó el límite de su cordura. Ahora pasa los días sentada en una silla de medas, con el rostro inexpresivo, babeando y casi catatònica. Hay que darle de comer, cosa que hacen Barnabas su repelente hija Esther, o su sirviente Norvell Hastings. De vez en cuando murmura algo acerca de sus hijos yéndose a vivir con los peces, pero es evidente que está completamente loca. Sin embargo, en momentos de tensión puede salir de su estado casi catatònico. Su instinto maternal continúa siendo fuerte y si siente que su familia está en peligro, cada minuto habrá un 40% de posibilidades de que salte de la silla y se lance contra sus enemigos. Atacará hasta ser refrenada, asesinada, o hasta que los que sus enemigos estén muertos o hayan huido.
  • Esther Marsh: la repelente Esther Marsh es una mujer reptil de 36 años de edad. Su rasgo más distintivo son los muchos trozos de piel pelada y escamosa que cubren su cuerpo. Para realzar su aspecto inhumano, Esther se pone a menudo piezas de oro de los profundos (anillos, ajorcas, collares y brazaletes). Aunque su familia no aprueba semejantes muestras de riqueza no humana, Esther no se abstiene de dejarse ver por la ciudad. Esther es una criatura inteligente y de fuerte voluntad. Ha dedicado años al estudio de los resultados del cruce de humanos y profundos y busca a la pareja adecuada con la que producir una descendencia superior. Muchos posibles padres no han llegado a sobrevivir al proceso de apareamiento, terminando muertos a manos de Esther.
  • Norvell Hastings: alto, lúgubremente delgado, y silenciosamente siniestro, sirve a los Marhs como chófer, cocinero y mayordomo. Taciturno, vigilante e implacablemente fiel a los Marsh, si es necesario. Es capaz de morir protegiendo a sus señores.
  • Quentin Averill: el patriarca de la familia Averill, es un viejo bajo, bronceado y de aspecto ágil, que siempre tiene en la cara una expresión severa. Se está quedando calvo, lleva la barba desordenada, y no tiene bigote. Usa unas pequeñas gafas doradas y siempre viste con abrigo negro y camisa blanca. Conserva su viejo mosquete brillante y correctamente engrasado.
  • Joseph Averill: es un hombre reservado y modesto. Al ser amigo del híbrido Warren Billingham desde la niñez, Joseph pudo conseguir trabajo como conductor de camión en la fábrica de embalaje de pescado Billingham. Con los años, Averill y Billingham se han ido distanciando al volverse este último cada vez más inhumano. A Joseph le gusta conducir el camión, ya que así puede salir de Innsmouth. Le gustaría mudarse con la familia a otra ciudad, pero su padre es demasiado orgulloso para marcharse, y Joseph tiene miedo a dejarle solo en Innsmouth.

LegadoEditar

  • En el anime Digimon 02, uno de los personajes, Kari, llega a una dimensión alterna, en la cual viven Divermon (Hangyomon en sla versión original), Digimon que toman el papel de Profundos en el episodio en el cual ocurre la acción. En un momento dado, Kari pasa junto a un cartel cuyo nombre en Digicódigo es la transcripción en japonés de "Innsmouth".
    • Cabe destacar que tanto la serie Insmus wo Oou Kage como la franquicia Digimon tuvieron como parte importante de su desarrollo a Chiaki J. Konaka, quien ha colaborado en los Mitos con obras como Cthulhu's Strange Record o el relato corto "Terror Rate".
  • "Little Innsmouth" es una ciudad que aparece en la franquicia Skullgirls, la cual está habitada por una raza de seres parecidos a peces llamados "dagonianos", en referencia a Dagon.
  • Innsmouth es el nombre de un demonio en el videojuego Giten Megami Tensei: Tokyo Mokushiroku.

Fuentes Editar

  • La Llamada de Cthulhu: Huida de Innsmouth (Juego de Rol).

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar