FANDOM


Los gugos son una raza de gigantes que habita en las Zonas Inferiores de las Tierras del Sueño

EtimologíaEditar

Gug es un término de origen incierto. Teniendo en cuenta su sonoridad y los rasgos de la especie a la que hace referencia, podría provenir de un juego de palabras con el término inglés Hug, que significa "abrazo", y con la palabra griega γίγας (gigas) que significa "gigante".

BiologíaEditar

Físicamente, los gugos son similares a los simios, aunque con brazos bifurcados y unas inmensas mandíbulas que recorren verticalmente su cabeza. Poseen dos ojos abultados, cuyo color rosado puede deberse a que la falta de luz les ha causado una cierta atrofia, y sobre ellos sobresalen unas prominencias óseas. Su aparente ceguera queda cubierta por su agudo sentido del oído, y su carencia de cuerdas vocales les llevó a adoptar un sistema de comunicación basado en la expresión corporal. En cuanto a su estatura, los gugos pueden alcanzar los seis metros de altura y toda su anatomía está recubierta por una gruesa capa de vello.

En lo referente a la alimentación, los gugos, carnívoros por naturaleza, no tienen escrúpulos en cometer necrofagia y habitualmente los cadáveres de sus camaradas sirven para cubrir todo el consumo anual de la comunidad.

SociedadEditar

Aunque solitarios y territoriales por naturaleza, tras ser exiliados al subsuelo por los Grandes dioses, los gugos fueron capaces de desarrollar una cultura e incluso construir algo similar a una ciudad, lo cual demuestra que no son seres completamente irracionales. También poseen costumbres funerarias, aunque la deposición de los cadáveres en cementerios se realiza más bien a modo de almacenaje de alimentos y despojada del carácter ritual.

Son enemigos naturales de los lívidos, que acostumbran a adentrarse en su territorio e incluso a atacar su ciudad.

La maldición de los diosesEditar

Se dice que los gugos, en la antiguedad, fueron maldecidos por los dioses y que por eso no pueden salir a la superficie. Existe en su reino una torre, la Torre de Koth, cuya cima conecta con el Bosque Encantado en las regiones de la superficie y, aún así, en ningún momento han ascendido por ella, lo cual se explicaría por el mito de la maldición.

No obstante, es posible que la explicación para esto sea en realidad más simple: tras estar tanto tiempo viviendo a oscuras, se han adaptado a la penumbra y no podrían soportar la cegadora luz del sol.

GaleríaEditar