FANDOM


Fenalik
Retrato Fenalik.png
Única imagen conocida de Fenalik.
Género
Masculino
País de origen
Escita
Ocupación
Jefe-sacerdote (anteriormente)
Estado
Vampiro

La guerra atrae a los carroñeros. Fenalik es uno de ellos.

Historia Editar

La ferocidad de las tribus nómadas escitas que vagaban por las tierras alrededor de los mares Negro y Caspio es bien conocida. Los antiguos griegos cuentan que acostumbraban a cortar la cabellera y a despellejar vivos a sus enemigos derrotados. Existió un jefe-sacerdote escita tan sanguinario que ni siquiera la muerte fue capaz de acabar con su malevolencia. Tres noches después de que su cuerpo fuera puesto a descansar, el jefe se levantó de nuevo, convertido ahora en un ser hambriento y bestial más terrible y poderoso que antes: un vampiro.

Durante miles de años, el ser que se convirtió en Fenalik cazó, acechando en los suburbios de la sociedad humana. Siguió el rastro de la Cuarta Cruzada, dándose un festín tras cada batalla. Sedefkar colgando de la muralla de Constantinopla, fue presa fácil. El moribundo confundió a la criatura con una visión del Ser sin piel y le habló del simulacro y de los pergaminos. El vampiro lo encontró todo y lo tuvo en su poder durante casi seiscientos años. Revestirse de la piel de otro degradaba la habilidad del vampiro para transformarse, pero a la vez le liberaba de la necesidad de volver de día a su ataúd. Esta capacidad de adoptar nuevos disfraces liberó al vampiro y le permitió libre acceso a todos los sitios. Comía bien, pero raramente mataba puesto que, así protegido, no tenía deseo alguno de crear nuevos congéneres suyos.

Cuando los cruzados volvieron a Venecia, llevando consigo el botín del saqueo de Constantinopla, el vampiro fue con ellos y permaneció allí doscientos años, seducido por la funeraria belleza de la Reina del Adriático, hasta que en el siglo XV decidió trasladarse. Sus viajes por Europa coinciden con una oleada de histeria religiosa y caza de brujas por todo el continente.

El vampiro se estableció en París, bajo el nombre de "conde Fenalik". Tenía el disfraz de un ser humano y los apetitos de un monstruo. Hacia finales del siglo XVIII tuvo una premonición de la pérdida de la estatura, pero desechó sus temores. Construyó una mansión en Poissy, en la linde del bosque de St. Germain, no lejos del Sena. Las fiestas que allí se celebraban se hicieron primero famosas y más tarde infames. Las autoridades acabaron por tomar cartas en el asunto, deteniendo al conde. Fenalik supuso arrogantemente que su posición y su influencia le pondrían en libertad en pocas horas, y se sometió voluntariamente al arresto, en su forma humana, siendo internado en un manicomio. Alejado de la estatua durante cuatro días, empezó a tener convulsiones, el monstruo salió a la superficie y algunos en el manicomio se dieron cuenta de lo que Fenalik era en realidad: un vampiro. Consiguieron atraparle en el sótano a base de oraciones y ajo (las oraciones no le causaron efecto alguno, pero el ajo logró inmovilizarle) y tapiaron la entrada. Debilitado por el ajo, sin el sacramento de la sangre y corrompiéndose por dentro al no ser capaz de realizar el Ritual de limpieza, Fenalik cayó en coma pero no murió, desapareciendo (temporalmente) a partir de ese momento de la historia del simulacro de Sedefkar.

El vampiro no murió, sino que permaneció, olvidado, en el oscuro sótano del Manicomio de Charenton. Sellado y olvidado en un sótano, Fenalik soñaba. Su cuerpo yacía sobre frías piedras, consumiendo mecánicamente arañas, caracoles, serpientes o ratas que se acercaban demasiado a su tremenda boca abierta. Soñaba con el frío, con un hambre que consumía al mundo y soñando, consumió sus propias memorias. Olvidó quién o por qué era. Se convirtió en un caracol, en una araña, en una serpiente, en una rata… puro instinto. Sin el Ritual de limpieza empezó a cambiar. Su cuerpo se retorció y desfiguró y la piel colgó de sus huesos como ropa holgada. Sus huesos se doblaron y su espalda se curvó hasta quedarse en un montón encorvado en el suelo. Fenalik durmió durante más de un centenar de años. Fue descubierto e inadvertidamente revivido por el director del manicomio. Putrefacto, retorcido, con un hambre enloquecedora, totalmente loco, al principio buscó ciegamente el simulacro pero ahora, una vez la sangre fresca le ha permitido rehacerse, ha recuperado su astucia.

Apariencia Editar

En apariencia, Fenalik es en la actualidad una burla retorcida de un ser humano: un horror fetal y demacrado cuya piel apergaminada está cruzada por una red de cicatrices y venas anudadas, fuertemente tensada sobre sus huesos; brazos obscenamente largos, acabados en garras afiladas como navajas, cuelgan a uno y otro lado de su cuerpo. Pero su rostro es lo peor. Enmarcado por una mata de cabello sucio y anudado, las fauces de Fenaik sobresalen como un hocico, con labios finos que hacen poco para ocultar su insano aglomerado de colmillos que surgen de sus encías. Su nariz hace tiempo que se ha podrido, dejando tan sólo un pozo apestoso bajo la frente prognata. Lo que es más terrorífico, sus ojos saltones arden con todo el mal de sus años.

Fenalik es incapaz de moverse en el exterior a la luz diurna, puesto que la exposición a la misma le hace daño. Adecuadamente protegido, y especialmente si hay niebla o tormenta, podría ser capaz de hacer breves incursiones antes del anochecer o después de la salida del Sol.

Motivación Editar

Los vampiros buscan burlar al reloj, lo mismo que hacen con las leyes de Dios y de los hombres. Si fuera capaz de conseguir el simulacro, podría circular por el exterior a plena luz del día. Los vampiros que respetaban una religión cuando estaban vivos podrían mostrar dicho respeto en su estado de muertos vivientes, pero la juventud de Fenalik es anterior a todas las grandes religiones monoteístas y los chamanes que conocía llevan mucho tiempo muertos. Ninguna moral o sentido social tienen efecto alguno sobre él. Como conde, Fenalik podría muy bien haber practicado el suave erotismo de que se tiene noticia con Drácula, Carmilla y otros. Quizá, si recupera el simulacro y la semblanza de humanidad, Fenalik vuelva a tales diversiones. De momento, caza para sobrevivir.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar